Cinco equipos y jugadores que quisieran olvidar el Mundial Rusia 2018

La Copa Mundial Rusia 2018 ha estado tan llena de sorpresas que difícilmente alguien haya acertado en todos sus pronósticos. La mayoría de los favoritos quedaron en el camino; mientras, no pocas de las grandes estrellas que brillan en las competiciones de clubes en Europa estuvieron apagadas en este evento. ¿Cuáles fueron las mayores decepciones en el certamen más seguido del planeta?

CINCO EQUIPOS QUE QUIEREN OLVIDAR EL MUNDIAL 2018

El hundimiento del buque alemán

Alemania era considerada entre las tres selecciones con más opciones para levantar nuevamente la Copa FIFA. El equipo era muy similar al que triunfó en el Mundial anterior, en Brasil; además, tenía al mismo técnico en el banquillo y en los últimos cuatro años había alcanzado resultados alentadores: semifinalista en la Eurocopa 2016 y campeón de la Copa Confederaciones 2017. ¿Qué pasó, entonces, en Rusia?

Nada funcionó para el equipo germano y las fisuras fueron muy evidentes desde el primer partido ante México. Luego, un formidable gol en tiempo de descuento de Toni Kroos evitó, temporalmente, la despedida del Mundial, ante Suecia; sin embargo, lo peor estaba por ocurrir. Ni siquiera los más empedernidos fanáticos de Corea del Sur pudieron imaginar que su equipo, ya eliminado, pudiera superar al campeón del mundo, que se jugaba la permanencia en la Copa. El “milagro” surcoreano ocurrió y, por primera vez en su rica historia futbolística, Alemania quedó fuera en la primera fase del certamen.

Thomas Müeller ni siquiera anotó un gol, el portero Manu Neuer, tras varios meses sin jugar, por causa de una lesión, no estaba para ser titular; mientras, Özil brindó tan poco que terminó como suplente. Alemania fue, indudablemente, la mayor decepción en Rusia 2018.

Desconexión argentina

Argentina estuvo muy cerca de ni siquiera clasificar para el Mundial; sin embargo, en un último esfuerzo logró el cupo directo por Conmebol. A pesar de los tropiezos, de los cambios en el banquillo, de la inestabilidad en la alineación, muchos consideraron que la selección albiceleste tenía una nómina con suficiente talento para avanzar en Rusia. El terreno mostró lo contrario. Jorge Sampaoli nunca encontró la forma de poner en movimiento a su equipo, Lionel Messi volvió a entrar en “modo hibernación” en un gran torneo e Higuaín mantuvo su divorcio con la portería. Croacia dejó en ridículo a la selección albiceleste y Francia dio el golpe de gracia. El mejor futbolista del siglo XXI—un puesto que discute con Cristiano Ronaldo—definitivamente nunca ganará un Mundial.

España regresa en el tiempo

Los tiempos en que España era, precisamente, Furia y muy roja, parece que quedaron, definitivamente, en el pasado. Antes de que movieran el primer balón en Rusia, ya la selección española había recibido los primeros “goles en contra”, traducidos en inestabilidad total del equipo, por la sorpresiva destitución del técnico Julen Lopetegui. Fue el comienzo del fin. Después, en el terreno, faltaron las ideas. Muchos pases, larguísimas posesiones y escasas ocasiones de gol. Para colmo, el portero de Gea fue de los peores del Mundial. Rusia aguantó lo que pudo en el duelo de octavos de final y, en la lotería de los penales, se convirtió en la gran sorpresa de la Copa y ratificó el puesto de España entre las selecciones más decepcionantes del evento.

Portugal, sin su altar Cristiano

La campeona de la Eurocopa 2016 llegaba con muchas pretensiones a este Mundial, que sería el último de su mejor jugador de todos los tiempos; pero desde la fase de grupos quedó claro que los portugueses no sobrevivirían los octavos de final. Cristiano Ronaldo comenzó inspirado frente a España, al lograr uno de los dos hat-trick de esta Copa y, luego, marcó el gol de la victoria contra Marruecos; sin embargo, después desapareció, ahogado sobre todo por la férrea defensa de Uruguay.

África retrocede

Ninguno de los cinco equipos africanos logró avanzar a los octavos de final del Mundial. Entre ellos, el más decepcionante fue, sin dudas, Egipto. Esa selección quedó incluida en uno de los grupos más asequibles; pero terminó en el fondo de la tabla, con tres reveses. Su gran estrella, Mohamed Salah, aunque anotó un gol, no fue el jugador desequilibrante que muchos esperaban ver. Marruecos mostró un mejor nivel; pero también finalizó en la última plaza del grupo B. Nigeria y Senegal llegaron al desafío final con opciones reales de clasificar; sin embargo, ambos fallaron, ante Argentina y Colombia, respectivamente. Mientras, Túnez todavía lamenta el gol que les marcó el inglés Harry Kane, en el minuto 95. El triunfo ante Panamá sirvió poco de consuelo.

CINCO ESTRELLAS QUE DECEPCIONARON

Lionel Messi

Argentina fue una de las decepciones del Mundial y de la plantilla nadie quedó exento de críticas. Messi, como suele suceder—y con razón—, recibió la mayor cantidad de criterios negativos. A la “Pulga” le continuarán exigiendo que tenga con el uniforme albiceleste el mismo rendimiento que muestra con el Barcelona. Esto resulta imposible y ahí Messi tiene un punto a su favor; pero, al mismo tiempo, las largas caminatas, la falta de liderazgo en momentos claves (por ejemplo, tras el 1-0 de Croacia) y el penal fallado ante Islandia fueron claras señales de que el capitán no tuvo el máximo rendimiento.

Robert Lewandowski

Polonia mostró una pobrísima imagen en el Mundial. Una de las causas de la debacle del equipo fue el bajo nivel de su gran estrella, Robert Lewandowski, el delantero del Bayern de Múnich, quien se ha cansado de marcar goles en la Bundesliga; sin embargo, ahora, en Rusia, no encontró la portería.

Lea TODO el artículo en PanamericanWorld

Miguel

Periodista, profesor universitario, Doctor en Ciencias de la Comunicación Social. Bloguero empedernido