10 leyendas del fútbol que no pudieron ganar una Copa Mundial

Ganar una Copa Mundial es el sueño de todos los futbolistas. En la historia de casi nueve décadas de este gran evento, solo un jugador ha conquistado tres coronas: el brasileño Pelé; mientras, otras estrellas del deporte más practicado en el planeta nunca pudieron levantar la Copa “Jules Rimet” ni el trofeo “FIFA”. En este artículo les propongo acercarnos a diez leyendas del fútbol que trataron, pero nunca llegaron a la cima de un Mundial.

Johan Cruyff

El holandés es considerado uno de los cinco mejores futbolistas de todos los tiempos. Su gran oportunidad de ganar un Mundial llegó en la edición de 1974, en Alemania, donde la “Naranja mecánica”, liderada por él, asombró por su talento ofensivo. En el juego por el título, los holandeses enfrentaron a Alemania Federal, en el estadio Olímpico de Múnich. Johan Neeskens puso delante a Holanda; pero los germanos remontaron y el gol de Gerd “Torpedo” Müller dio el triunfo a los teutones. Cuatro años después, Holanda volvió a perder el partido por la corona, aunque en la nómina no estuvo Cruyff quien decidió no participar en el Mundial de 1978, en una Argentina en plena dictadura.

Eusebio de Silva Ferreira

Este jugador es una leyenda del fútbol portugués. En el Mundial de 1966, Eusebio causó sensación y terminó como líder goleador, con nueve tantos; aunque su selección no pudo avanzar a la final, tras perder ante Inglaterra 2-1, en una de las semifinales. Luego, en el partido por el tercer lugar, Eusebio anotó el primer gol frente a la entonces Unión Soviética y ayudó a que Portugal lograra su mejor actuación en los Mundiales.

Alfredo di Stéfano

Di Stéfano jugó con tres selecciones nacionales: Argentina, Colombia y España. Fue la gran estrella del Real Madrid y uno de los futbolistas más icónicos de la historia; sin embargo, la “Saeta blanca” nunca pudo participar en una Copa Mundial, por diferentes causas. En 1958, cuando jugaba para Argentina, la selección albiceleste no clasificó para el Mundial que organizó Suecia; en 1962 una lesión lo alejó del certamen y para 1966 ya habían quedado atrás sus mejores momentos en un terreno de juego.

Férenc Púskas

Púskas formó parte del equipo húngaro que asombró a todos con su poderosa ofensiva en el Mundial de 1954. En total, esa selección anotó ¡27 goles!, la mayor cifra en la historia de las Copas. Púskas era una de las principales estrellas de aquel equipo que también se apoyó en Kocsis, Toth y Czibor. En la final, los húngaros enfrentaron a la Alemania Federal, a quien habían goleado 8 por 3 en la fase clasificatoria, así que muchos esperaban otra fácil victoria. Púskas abrió el marcador en el minuto seis; sin embargo, los alemanes no se dieron por vencidos y su triunfo 3-2 puede considerarse una de las mayores sorpresas en los Mundiales.

Michel Platini

Platini es otro de los grandes en la historia del fútbol que no tuvo la suerte de levantar el trofeo de campeón mundial. Jugó en tres Copas (1978-1986) y su mejor resultado fue el tercer lugar en la edición organizada por México.

Lev Yashin

La “Araña negra” es considerado el portero más completo de todos los tiempos. Yashin jugó cuatro mundiales, pero nunca un partido por el título. La Unión Soviética quedó eliminada en cuartos de final de las ediciones de 1958 y 1962; luego, en 1966, los soviéticos avanzaron a la semifinal, donde cayeron ante la Alemania Federal de Franz Beckenbauer y, después, frente a Portugal, en la discusión del tercer lugar. En 1970, los soviéticos perdieron en tiempo extra ante Uruguay, 1-0, en cuartos de final y este fue el último partido de Yashin en las Copas.

Paolo Maldini

Maldini es recordado como uno de los mejores defensores de las últimas tres décadas. Con la selección italiana jugó cuatro mundiales, entre 1990-2002, y estuvo muy cerca del título en la edición organizada por Estados Unidos. En 1994, Italia, dirigida por Arrigo Sacchi, llegó a la final ante Brasil. Maldini fue titular en ese partido que terminó sin goles, por lo que, por primera vez en los Mundiales, fue necesario acudir a los penales para decidir al campeón. Los brasileños tuvieron mejor puntería y lograron el tetracampeonato.

Lea TODO el artículo en PanamericanWorld

Miguel

Periodista, profesor universitario, Doctor en Ciencias de la Comunicación Social. Bloguero empedernido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *