Los porteros más destacados en las Copas Mundiales de fútbol

Quizás la posición más ingrata en un campo de fútbol sea la del portero. Al hombre encargado de no permitir anotaciones se le exige la perfección, porque el más mínimo error puede convertirse en un gol. Pocas veces suele ser reconocido como la figura de un partido; sin embargo, cuando falla entonces la crítica es inflexible. No es fácil resistir tanta presión y solo unos pocos han logrado trascender en la historia. ¿Cuáles han sido los mejores porteros en las Copas Mundiales? Les propongo un listado de 10 hombres que, con sus intervenciones defensivas, fueron claves en los triunfos de sus selecciones nacionales.

Lev Yashin

La “Araña negra” es considerado el mejor portero de todos los tiempos. Su portentosa habilidad para detener disparos y su habitual vestimenta oscura lo hicieron famoso. Yashin participó en tres Copas Mundiales: Chile 1962, Inglaterra 1966 y México 1970, con la Unión Soviética. La actuación más destacada ocurrió en la cita inglesa, cuando los soviéticos terminaron en la cuarta posición. Cuatro años más tarde, en México, Yashin apenas recibió dos goles en cuatro partidos; pero su equipo cayó en cuartos de final ante Uruguay, en tiempo extra.

Yashin tuvo un rol decisivo en el triunfo soviético en la Eurocopa de 1960; además, ganó el título olímpico en los Juegos de Melbourne, en 1956. En 1963 recibió el Balón de Oro, como el futbolista más destacado del mundo. Hasta ahora es el único portero que ha recibido ese premio. No es casualidad que la imagen de Yashin haya sido la elegida por los organizadores rusos para el póster del Mundial 2018.

Claudio Taffarel

Tal vez no haya sido el portero con más virtudes, pero fue figura clave en la corona mundial de Brasil, en 1994. Taffarel participó en tres Copas: Italia 1990, Estados Unidos 1994 y Francia 1998. En la primera, la “Canarinha” fue eliminada en octavos de final por Argentina; cuatro años después, Brasil llegó a una final histórica ante Italia, ya que por primera vez un Mundial quedó decidido en la tanda de penales. En este momento, Taffarel fue el héroe, porque detuvo el disparo de Massaro y contribuyó al tetracampeonato. En su última participación mundialista, en 1998, Taffarel jugó nuevamente un partido por el título, solo que esta vez no pudo impedir la derrota de la “Canarinha” ante Francia, con dos goles de cabeza de Zinedine Zidane.

Gianluiggi Buffon

“Giggi” ha sido uno de los porteros más completos de todos los tiempos. Estuvo en cinco Mundiales con Italia, desde 1998 hasta 2014, y su resultado más importante fue el título obtenido en la cita de 2006.

En el Mundial de Alemania, Italia fue dirigida por Marcello Lippi y los “azzurris” mostraron una férrea defensa, a tal punto que, en siete partidos, Buffon solo recibió dos goles. La final, contra Francia, se decidió en los penales y, aunque “Giggi” no detuvo ningún lanzamiento, su figura de 1,90 metros fue clave para desconcentrar a los galos.

Iker Casillas

Casillas, Barthez y Buffon son los porteros campeones que menos goles han recibido en una Copa. En Sudáfrica 2010, la “Furia roja” se repuso del revés inicial ante Suiza y ganó los siguientes seis partidos, en los que Casillas solo recibió otra anotación más. La defensa ibérica y el formidable trabajo de Iker dejaron en blanco a Portugal, Paraguay, Alemania y Holanda en los partidos decisivos. Entre los momentos inolvidables de “San Iker” estuvo el penal que le detuvo al paraguayo Oscar Cardozo y una espectacular atajada, mano a mano, con el holandés Arjen Robben.

Casillas estuvo en otras tres Copas Mundiales (2002, 2006 y 2014);  también fue doble campeón de la Eurocopa, en 2008 y 2012 y brilló con el Real Madrid.

Fabien Barthez

Barthez fue el portero de la época dorada de la selección nacional francesa. En el Mundial de 1998, el beso de Laurent Blanc a la cabeza sin pelos de Barthez quedó en la historia como símbolo de buena suerte. Realmente a los galos les fue muy bien frente a su público y ganaron su único título mundial, al golear en la final a Brasil, 3-0. En esa Copa, Barthez solo recibió dos goles y su actuación fue muy importante en la tanda de penales, contra Italia, en cuartos de final.

Cuatro años más tarde, en Corea-Japón 2002, Francia decepcionó, porque ni siquiera avanzó a la segunda fase. La última participación mundialista de Barthez fue en 2006. En la cita organizada por Alemania, Francia avanzó hasta la final, contra Italia. El partido terminó igualado a un gol, por lo que fue necesario acudir a la tanda de penales. Allí,  Barthez no pudo detener ninguno de los disparos de los italianos, por lo que los “azzurris” ganaron por cuarta ocasión el Mundial.

Oliver Kahn

Kahn ha sido uno de los mejores porteros alemanes de todos los tiempos. Su rostro y físico intimidaba sobre el terreno; además, era líder del equipo, por lo que fue elegido capitán de la selección germana. Participó en cuatro Copas Mundiales, entre 1994 y 2006 y su resultado más importante fue el subtítulo en la edición de Corea – Japón 2002. En esa Copa, Kahn solo permitió tres goles, dos de ellos marcados por el brasileño Ronaldo, en la discusión del título.

En el siguiente Mundial, en 2006, Kahn fue suplente de Jens Lehmann; sin embargo, volvió a la titularidad en el partido por la discusión del tercer lugar, ante Portugal. El triunfo sirvió poco de consuelo, pues los germanos aspiraban a llegar a la final; pero fue la mejor despedida del fútbol de Kahn.

Dino Zoff

Zoff es el arquero que con más edad ha ganado una Copa Mundial. En la cita de España, en 1982, el italiano tenía 40 años, pero mantenía excelentes reflejos y su trabajo fue muy importante para que los “azzurris” ganaran el torneo, con victoria final sobre Alemania. De esta forma, Zoff igualó con Giampiero Combi como los únicos porteros en la historia de los mundiales que lograron el título como capitán de su selección.

Antes, Zoff había participado en el Mundial de 1970, donde fue suplente de Enrico Albertosi y asumió la titularidad en Alemania 1974  y Argentina 1978.

Lea el artículo completo en PanamericanWorld

columnadeportiva

Periodista, profesor universitario, Doctor en Ciencias de la Comunicación Social. Bloguero empedernido