Sam Shankland, favorito para ganar el Memorial Capablanca 2018

El Gran Maestro Samuel Shankland, quien recientemente ganó el fortísimo Campeonato Nacional de Estados Unidos y superó la barrera de los 2700 puntos de coeficiente ELO, es el gran favorito del grupo Elite de la 53 edición del Memorial Capablanca, que regresa al hotel Habana Libre, después de celebrarse durante dos años consecutivos en Varadero.

En el Elite, Shankland (2701) competirá contra los rusos Aleksey Dreev (2653) y Aleksandr Rakhmanov (2646), el español David Antón Guijarro (2646) y dos seguros integrantes de la selección olímpica cubana: Lázaro Bruzón (2664) y Yusnel Bacallao (2594). Días atrás, la Comisión Nacional había anunciado la ausencia del GM Leinier Domínguez, quien se encuentra residiendo en Estados Unidos, y que actualmente está excluido del ranking mundial de la Federación Internacional, porque lleva más de un año sin participar en torneos de ajedrez clásico. El reingreso de Domínguez a ese listado se producirá en cuanto decida jugar nuevamente, aunque su retorno al primer tablero de Cuba dependerá de que el ajedrecista con mayor ELO de Iberoamérica cumpla el reglamento de la Comisión.

En 2017, Shankland discutió el título de Elite hasta el final, pero no pudo superar al indio Krishnan Sasikiran y al ucraniano Vassily Ivanchuk, quien es el máximo ganador en la historia del Memorial, con siete coronas. El estadounidense llega en el mejor momento de su carrera, tras añadir 30 unidades a su coeficiente, por el espectacular triunfo obtenido en el Campeonato de su país, donde finalizó medio punto por encima del retador de la corona mundial, Fabiano Caruana y de otros jugadores de la súper elite, como Hikaru Nakamura y Wesley So.

Bruzón retorna al Capablanca tras ausentarse en la edición de 2017. En su última incursión no le fue bien, porque en 2016 finalizó en la última plaza del grupo Elite. Para Bacallao este será su debut en la agrupación de más fuerza del torneo. El año pasado, el matancero ganó el grupo Abierto y ahora tratará de mostrar su mejor nivel, a pocos meses de que se dispute la Olimpiada, en Batemi, Georgia, donde Bacallao debe ser el segundo tablero de la selección cubana.

Como ha sido tradicional, el grupo Elite se disputará por el sistema de todos contra todos, a doble ronda, con un día de descanso. El ritmo de juego será de 90 minutos para 40 jugadas y luego 30 minutos hasta el final, más 30 segundos de bonificación desde el primer movimiento.

LUCHA ABIERTA

En el grupo Abierto, más de 160 jugadores, provenientes de cerca de 15 países, se enfrentarán por el sistema Suizo, a 10 rondas. El jugador de mayor coeficiente es otro muy probable integrante del equipo olímpico, Yuri González (2564), seguido por el peruano Cristhian Cruz (2562) y otro cubano, Yasser Quesada (2558). Al igual que en versiones anteriores, el Memorial Capablanca será una excelente oportunidad para que las mejores ajedrecistas del país puedan competir contra hombres. Todas las miradas estarán centradas en la pinareña Lisandra Ordaz,  la primera cubana que obtuvo el título de Maestro Internacional sin distinción de sexos, quien es la jugadora con mayor ELO, con 2414 puntos.

BUSCANDO A CAPABLANCA

La celebración de “Buscando a Capablanca”, un torneo para niños talentos, con edades inferiores a 15 años, es otra excelente iniciativa que retoman los organizadores del Memorial Capablanca. Los nombres que sobresalgan en este certamen probablemente, en un futuro no lejano, se conviertan en los próximos Grandes Maestros.

columnadeportiva

Periodista, profesor universitario, Doctor en Ciencias de la Comunicación Social. Bloguero empedernido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *