Los 10 penales con más historia en las Copas Mundiales de fútbol
Los 10 penales con más historia en las Copas Mundiales de fútbol avatar

El lanzamiento de un penal es uno de los momentos más intensos en un partido de fútbol. Este es un deporte colectivo, pero en ese instante, donde parece detenerse el tiempo, el pateador y el portero se sienten las personas más solitarias en el universo. Cada uno trata de averiguar qué pasa por la mente del otro. ¿Con qué pierna llegará el disparo? ¿Hacia dónde estará dirigido? Viene la carrera, a veces en cámara lenta, en ocasiones con aceleración desmedida; se produce el tiro…y, en segundos, el silencio del estadio se convierte en algarabía incontrolable.

En la historia de las Copas Mundiales de fútbol hemos tenido dos finales decididas por penales. Alemania nunca ha perdido en los lanzamientos a 11 pasos (tiene récord de 4 y 0); mientras, Inglaterra no ha podido triunfar (0-3). Desde que el mexicano Manuel Rosas anotara el primer penal en las Copas, frente a Argentina, en la edición inaugural, en 1930, hasta el más reciente, marcado por el holandés Robbie van Persie en la discusión del bronce, en Brasil 2014, el 80% de estos lanzamientos ha sido exitoso. ¿Cuáles son los más recordados? En PanamericanWorld les proponemos acercarnos a 10 penales inolvidables.

FABIO GROSSO DIO LA CUARTA ESTRELLA EN EL UNIFORME DE ITALIA

En Alemania 2006, por segunda ocasión un Mundial se decidió en la tanda de penales. Italia y Francia protagonizaron un partido muy cerrado y con una alta dosis de polémica. Los galos comenzaron delante, por un gol de Zidane; sin embargo, los azzurris igualaron gracias a una anotación de Marco Materazzi. Curiosamente, estos mismos jugadores fueron protagonistas de una de las jugadas más recordadas de una final: Zidane, al parecer molesto por una serie de improperios lanzados por Materazzi, propinó un cabezazo en el pecho al defensor italiano. El árbitro argentino Horacio Elizondo no dudó en sacar la tarjeta roja y, de esta forma, los campeones de 1998 perdieron a su líder. En los penales, David Trezeguet erró su disparo y Fabio Grosso tuvo en sus botines la oportunidad de coronar por cuarta ocasión a Italia. El jugador engañó al portero Fabien Barthez y desató la fiesta azzurri.

ANDREAS BREHME APROVECHÓ REGALO DE CODESAL EN ITALIA 1990

En su primer Mundial con un equipo unificado, Alemania fue considerada la gran favorita en la final ante Argentina, en 1990. Los teutones dominaron el partido; pero, de alguna extraña manera, la selección albiceleste, con dos jugadores de menos, tras las expulsiones de Pedro Monzón y Gustavo Dezotti, se las arregló para mantener el marcador 0-0. Entonces, en el minuto 85, el tristemente célebre árbitro mexicano Edgardo Codesal “inventó” un penal favorable a los europeos. El portero Sergio Goycochea, quien había sido figura clave en la clasificación argentina, adivinó la dirección del disparo de Andreas Brehme; sin embargo, no pudo detenerlo y el gol convirtió a Alemania en tricampeona mundial.

ZIDANE, A LOS “PANENKA” EN ALEMANIA 2006

Zinedine Zidane es un ídolo en su país. Los fanáticos galos no pueden olvidar los dos goles de cabeza que marcó “Zizu” en la final ante Brasil, en 1998. Ocho años más tarde, el francés logró anotaciones decisivas frente a España y Portugal que impulsaron a los “Bleus” a su segundo partido por la corona mundial. El juego contra Italia comenzó de la mejor manera para Francia, ya que en el minuto 7 una falta en el área fue señalada como penal. Zidane tomó el balón y batió al experimentado portero Gianluigi Buffon con un espectacular lanzamiento al estilo “Panenka”.

MICHAEL UMAÑA, HÉROE Y VILLANO DE COSTA RICA

La selección de Costa Rica fue una de las grandes sensaciones del Mundial de Brasil 2014. Muy pocos pensaron que los ticos podrían sobrevivir al “grupo de la muerte”, conformado por Italia, Inglaterra y Uruguay; sin embargo, los centroamericanos ganaron la agrupación, con siete puntos. En octavos de final, un gol del griego Sokratis en tiempo de descuento igualó espectacularmente el partido y lo envió a la tanda de penales. Allí, Michael Umaña tuvo la oportunidad de anotar el quinto y decisivo lanzamiento, por lo que por primera vez en la historia, Costa Rica se incluyó entre los ocho mejores del mundo. En el siguiente partido, contra Holanda, nuevamente fue necesario acudir a los penales, solo que esta vez Bryan Ruiz y Umaña no tuvieron puntería y los europeos triunfaron 4-3.

BAGGIO, UN DISPARO A LAS NUBES QUE HUNDIÓ A ITALIA EN 1994

La final de la Copa Mundial que organizó Estados Unidos en 1994 entró en los libros de récords, ya que por primera ocasión se recurrió a los penales para determinar al campeón; además, hasta ese momento en todos los partidos decisivos se había marcado al menos un gol; pero ni brasileños ni italianos pudieron anotar. En los penales, el portero Claudio Taffarel detuvo el lanzamiento de Daniele Massaro y colocó a Italia contra la pared. La gran estrella azzurri, Roberto Baggio, tuvo la responsabilidad de tirar el quinto penal. Los fanáticos italianos esperaban que el 10 de su equipo marcara para seguir con esperanzas; sin embargo, Baggio pateó el balón a las nubes y Brasil se convirtió, en ese momento, en tetracampeón. La imagen de un Baggio inconsolable, tras su horrible fallo, forma parte de la historia de las Copas.

EL FALLO DE ZICO QUE IMPIDIÓ UNA NUEVA FINAL PARA BRASIL

En los cuartos de final del Mundial de México 1986, Brasil y Francia escenificaron un gran partido. Careca puso delante a los sudamericanos, pero Michel Plattini igualó para los galos. En el segundo tiempo, una falta en el área provocó un penal favorable a Brasil. Zico fue el encargado del lanzamiento. Si entraba el balón, Brasil tenía prácticamente garantizado un cupo en la semifinal; sin embargo, Zico erró el disparo. El juego terminó 1-1 y, en la tanda de penales, aunque esta vez Zico no falló, sí lo hicieron sus compañeros Sócrates y Julio César, por lo que Francia avanzó en aquel Mundial.

DONADONI Y SERENA INCENDIARON SAN PAOLO

Los fanáticos italianos esperaban ver a su equipo de regreso en una final mundialista en la edición de 1990. En el partido semifinal, los azzurris enfrentaron, en el estadio San Paolo, de Nápoles, a la Argentina de Maradona. En esa instalación, el mítico 10 de la selección albiceleste había obtenido sus mejores resultados con el club Nápoles, por lo que en las gradas hubo rechiflas y también varias ovaciones para el ídolo local. Los europeos tomaron ventaja, con gol del líder anotador de ese evento, Salvatore Schillaci; pero una anotación de Claudio Caniggia empató el desafío. No hubo más goles, por lo que el partido encontró decisión en la tanda de penales. Los tres primeros jugadores de ambos equipos anotaron, pero, en la cuarta ronda, el portero Sergio Goycochea detuvo el lanzamiento de Roberto Donadoni; luego, Maradona, con mucha sangre fría, marcó su penal y esto acalló a los tifossi. Italia necesitaba que Aldo Serena lograra el gol; pero Goycochea también atajó este disparo y, de esta forma, Argentina avanzó a su segunda final consecutiva.

ASAMOAH GYAN, GHANA NO GANA EN SUDÁFRICA

El equipo africano que más cerca ha estado de jugar la semifinal de un Mundial fue Ghana. En la edición de Sudáfrica 2010, esta selección enfrentó en los cuartos de final a Uruguay y el juego llegó al último minuto del tiempo extra con empate a un gol. En ese momento se produjo un disparo que parecía que entraría en la portería defendida por Fernando Muslera; pero el delantero Luis Suárez detuvo el balón con el único recurso que le quedaba: las manos. El árbitro Olegario Benquerenca, de Portugal, decretó de inmediato la expulsión del jugador y el penal. Asamoah Gyan tuvo en sus pies la victoria de Ghana; sin embargo, falló el penal. Esto llevó el partido a la tanda de penales y, aquí, nuevamente Muslera fue el héroe al detener dos lanzamientos.

Lea el listado completo de los 10 penales en PanamericanWorld

Miguel

Periodista, profesor universitario, Doctor en Ciencias de la Comunicación Social. Bloguero empedernido