Cinco ejecutivos latinos muy influyentes en el deporte

Los latinos cada vez son más importantes en el deporte en Estados Unidos y esa influencia es apreciable no solo en los campos de juego, sino también en las oficinas ejecutivas. Ahora les propongo acercarnos a cinco figuras, de origen hispano, que en la actualidad desempeñan un rol clave en diferentes ligas profesionales estadounidenses.

Linda G. Alvarado

Ella es la copropietaria de los Rockies de Colorado, un equipo que juega en el Oeste de la Liga Nacional, que ya estuvo en una Serie Mundial (2007) y que, en la temporada 2017, avanzó al partido de playoff ante los Diamondbacks de Arizona.

Alvarado hizo una enorme fortuna en el mundo de los negocios (es la Presidenta y CEO de Alvarado Construction y Palo Alto Restaurant Company) antes de centrar sus esfuerzos en el mundo deportivo, donde entró en la historia, porque se convirtió en la primera latina en ser copropietaria de un equipo de las Mayores. En 2003 fue exaltada al Salón Nacional de la Fama de Mujeres. Entre los múltiples reconocimientos que ha recibido aparecen el nombramiento como Mujer de la Año por la Fundación Mexicana-Americana y la designación como uno de los 100 hispanos más influyentes en Estados Unidos por la revista Negocios Hispánicos.

Arte Moreno

En 2003, Moreno se convirtió en el primer mexicano-americano en ser propietario de un equipo de Grandes Ligas. Ese año compró los entonces Angels de Anaheim a la compañía Walt Disney. Desde esa fecha hasta hoy, el equipo ha conquistado siete títulos de división, aunque todavía no ha avanzado a otra Serie Mundial (ganó la de 2002). Moreno logró una gran fortuna gracias a su visión en la industria publicitaria, donde fue clave la venta, en ocho mil millones de dólares, de la empresa Outdoor Systems, en 1996.

Moreno también ha apoyado a las comunidades más necesitadas, a través de la Fundación Familia Moreno, que ofrece ayuda financiera a organizaciones juveniles, así como también a programas deportivos de la Universidad de Arizona.

Al Ávila

Este cubano, de 59 años, se desempeña como Vicepresidente ejecutivo de operaciones de béisbol y Gerente General de los Tigres de Detroit.

Lleva más de dos décadas vinculado al béisbol de Grandes Ligas y tiene un gran talento para identificar a futuras estrellas en las Mayores. En 1997, mientras trabajaba como director de operaciones latinoamericanas de los entonces Marlins de la Florida, sugirió que la franquicia firmara al cubano Liván Hernández, quien ese año fue nombrado como Jugador Más Valioso de la Serie Mundial. Luego, Ávila fue promovido a director de scouteo del equipo y abogó por la firma de un joven prospecto venezolano, de solo 16 años: Miguel Cabrera. Ya sabemos cómo continuó la historia de este jugador, quien ayudó a los Marlins a ganar el anillo en 2003 y hoy sigue considerado como uno de los bateadores más completos en las Mayores.

En 2002, Ávila fue contratado como vicepresidente de los Tigres de Detroit. En ese cargo se mantuvo hasta 2015, un período en el que la franquicia logró jugar la Serie Mundial, en 2012, contra los Gigantes de San Francisco. Luego, Ávila fue promovido a Gerente General, por lo que entró en los libros como el primer cubano en alcanzar tan alta posición en un equipo de Grandes Ligas.

Oscar De La Hoya

Este campeón olímpico y mundial y exitoso ejecutivo del boxeo es descendiente de mexicanos. Durante los 16 años en que estuvo sobre el ring ganó todos los títulos posibles: fue monarca en la cita estival de Barcelona, en 1992 y, tras saltar al pugilismo profesional, conquistó 10 coronas universales, en diferentes organizaciones. Finalizó con récord de 39 peleas ganadas y solo seis perdidas. En sus combates generó ingresos estimados en más de 700 millones de dólares, por lo que no fue casualidad que lo nombraran “El Chico Dorado”. Cuando pasó al retiro (en 2008, al perder contra el filipino Manny Pacquiao) decidió mantenerse en el negocio del boxeo y fundó su propia empresa, “Golden Boy Promotions” que, en la actualidad, es una de las más importantes de este deporte. Además, De la Hoya tiene intereses en el fútbol y posee el 25% del Houston Dynamo, equipo que juega en la Major League Soccer (MLS). Su apoyo a los latinos en Estados Unidos se ha visto reflejado en varias acciones, por ejemplo, formó Golden Boy Partners, una compañía que incentiva el desarrollo urbano de las comunidades latinas en el país norteño.

Marisabel Muñoz

Ella  es la vicepresidenta de Comunicaciones de la MLS. Comenzó su carrera como periodista en el sur de la Florida, donde trabajó para ESPN The Magazine y el diario The Miami Herald. En 2002 inició su relación con MLS y su conocimiento de los medios hispanos ha sido esencial para estrechar las relaciones entre la liga y cadenas como FOX, ESPN y Univisión. Desde su posición ha impulsado diferentes iniciativas para involucrar más a las comunidades latinas en el deporte, como fue el show Sueño MLS y la creación del sitio web FutbolMLS.com.

Lea el artículo completo en PanamericanWorld

Miguel

Periodista, profesor universitario, Doctor en Ciencias de la Comunicación Social. Bloguero empedernido