Súper Bowl LII: ¡Águilas de Filadelfia volaron por encima de los Pats!

Las Águilas de Filadelfia inscribieron su nombre en la lista de campeones del Súper Bowl, al vencer a los Patriotas de Nueva Inglaterra, 41-33, en un emocionante partido que derrumbó todos los pronósticos. Esta vez, aunque estuvo cerca, no hubo remontada y el dúo Tom Brady-Bill Belichick perdió su cuarto viaje a la discusión del título de la NFL.

Realmente muy pocos le dieron opciones a las Águilas frente a los todopoderosos Pats. Algo similar ocurrió ante los Vikingos, en la final de la Conferencia Nacional, pero, en aquel duelo, Filadelfia arrolló a Minnesota y, ahora, en el Súper Bowl, ese equipo entró muy inspirado.

Llegaron al medio tiempo con ventaja de 22-12, gracias a una excelente actuación de la defensiva y a un gran trabajo del mariscal de campo Nick Foles y a una corrida de 21 yardas de un ex Pats, LeGarrette Blount.

Pero, como es habitual en ellos, los Pats vinieron detrás y comenzaron a soñar con la remontada. Tom Brady lanzó en poco más de un cuarto tres pases TD (dos de ellos al ala cerrada Rob Gronkowski) y esto colocó a Nueva Inglaterra delante en el marcador, 33-32. Todo parecía perdido; sin embargo, las Águilas persistieron. En cuarta oportunidad y una yarda por avanzar y con algo más de cinco minutos en el reloj decidieron jugársela y…obtuvieron el down. La marcha continuó y, con 2:21, cuando los fanáticos de los Pats esperaban una acción heroica de su defensa (como sucedió en el SB ante los Halcones Marinos de Seattle) apareció Foles con un pase TD a Zach Ertz que colocó nuevamente a Filadelfia delante (38-33).

No obstante, quedaba tiempo suficiente para que Brady elaborara otro drive ganador, solo que, esta vez, el veterano mariscal, de 40 años, falló en el momento clave: perdió un balón, que fue recuperado por la defensa de Filadelfia y esto sepultó todas las esperanzas de Nueva Inglaterra.

columnadeportiva

Periodista, profesor universitario, Doctor en Ciencias de la Comunicación Social. Bloguero empedernido