Los 10 mejores latinoamericanos en la temporada 2017 de Grandes Ligas

En la temporada 2017 de Grandes Ligas, los peloteros latinos volvieron a jugar un rol protagónico y con sus actuaciones impulsaron la clasificación de sus equipos a los playoff ¿Cuáles fueron los 10 más destacados? Completar este listado no es nada fácil, si tenemos en cuenta que hubo formidables actuaciones ofensivas, con especial destaque para el venezolano José Altuve y también desde el montículo brillaron lanzadores como Carlos Carrasco y Ervin Santana. En Panamericanworld nos arriesgamos a proponer un ranking donde los bateadores ocupan un lugar preponderante. ¿Qué otro pelotero incluirían? Bienvenida siempre la polémica.

José Altuve (Venezuela – Astros de Houston)

El venezolano siguió desafiando las “reglas” del béisbol y mostró que con sus 1,68 metros de estatura y 74 kilogramos de peso es una súper estrella en Grandes Ligas y la principal figura de los Astros de Houston, uno de los mejores equipos en las Mayores esta campaña.  Altuve por cuarto año consecutivo superó la cifra de los 200 imparables (204 esta vez) y ganó su tercera corona de bateo en la Liga Americana, con promedio de 346. Además, demostró que hay poder en sus muñecas, al disparar 24 cuadrangulares e impulsar 81 carreras. En los playoff también hizo historia, al conectar tres vuelacercas en un partido, frente al zurdo Chris Sale y se convirtió en el noveno pelotero en lograr esta hazaña en la postemporada.

Los 10 mejores bateadores latinos en la temporada 2016

José Ramírez (República Dominicana – Indios de Cleveland)

Los Indios de Cleveland le extendieron un contrato de largo plazo a Ramírez que lo mantendrá en esa franquicia hasta 2023. Si analizamos lo realizado por el dominicano en 2017, de seguro los fanáticos y la directiva de los Indios están más que satisfechos con este jugador, quien tuvo una formidable temporada, en la que lideró a las Mayores en dobles conectados (56), disparó 29 jonrones e impulsó 83 carreras, con un promedio ofensivo de 318. Además, defendió con éxito la segunda y la tercera base.

José Dariel Abreu (Cuba – Medias Blancas de Chicago)

El hecho de que el cubano juegue en un equipo que sigue hundido en la mediocridad, como los Medias Blancas, le ha impedido aparecer en más titulares y todavía no ha jugado ni un partido de playoff. No obstante, nadie duda sobre la enorme calidad de Abreu, quien se convirtió en el cuarto pelotero (segundo latino, junto a Albert Pujols) en comenzar su carrera en las Mayores con cuatro temporadas en las que logró 25 o más jonrones y 100 o más impulsadas. ¡Impresionante! “Pito” Abreu demostró que no solo es un gran slugger, con sus 33 cuadrangulares y 102 empujadas, sino que también es un bateador de promedio (304).

Cuba y MLB, ¿una relación congelada?

Marcell Ozuna (República Dominicana – Marlins de Miami)

El dominicano conformó, junto a Giancarlo Stanton, la mejor dupla de bateadores en la temporada. Stanton lideró las Mayores con 132 impulsadas y Ozuna fue tercero, con 124, y sexto en imparables, con 191. De cualquier forma, ni siquiera estas espectaculares estadísticas fueron suficientes para colocar a los Marlins con más victorias que derrotas.

Nelson Cruz (República Dominicana – Marineros de Seattle

Entre Cruz y Ozuna, ambos dominicanos, podemos encontrar varios puntos en común: tuvieron una gran temporada, en jonrones e impulsadas; pero sus equipos quedaron muy por debajo de las expectativas. Cruz disparó 39 cuadrangulares y empujó la mayor cifra de carreras en su historia de 13 años en las Mayores: 119.

Francisco Lindor (Puerto Rico – Indios de Cleveland)

El boricua mejoró notablemente sus números de las dos campañas precedentes y fue figura clave en la impresionante segunda mitad del campeonato que tuvieron los Indios de Cleveland, con récord incluido de 22 victorias consecutivas. Lindor disparó 33 cuadrangulares y empujó 89 carreras, en ambas casos topes en la todavía muy corta carrera de este talentoso campo corto.

Edwin Encarnación (República Dominicana – Indios de Cleveland)

Los Indios de Cleveland abrieron la billetera para firmar al dominicano como agente libre, tras jugar ocho años en Toronto. El millonario movimiento dio resultado, pues Encarnación hizo lo que de él se esperaba: quinto con más jonrones  (38) e impulsadas (107) esta temporada en las Mayores.

 

Lea el artículo COMPLETO en PanamericanWorld

columnadeportiva

Periodista, profesor universitario, Doctor en Ciencias de la Comunicación Social. Bloguero empedernido