Los retos que debe vencer Lionel Messi para ganar otra vez el Balón de Oro

Lionel Messi comenzará, probablemente, la temporada con más retos por delante en su muy exitosa carrera. El capitán de la selección argentina ha visto cómo su equipo se ha hundido en la tabla de posiciones de la Conmebol y sabe que no puede haber más pifias si quiere cumplir el sueño de jugar la Copa Mundial de Rusia, en 2018; además, la “Pulga” afronta una nueva temporada con el Barcelona FC, que estrena director, en un contexto en el que el Real Madrid, doble campeón consecutivo de Europa, luce muy potente y tampoco podemos olvidar, a nivel individual, que de seguro Cristiano Ronaldo ganará el Balón de Oro e igualará con Messi en la cima de los máximos triunfadores, con 5. Por tanto, no faltan motivos para que el 10 azulgrana entre con muchas ganas a la venidera campaña.

Messi lo ha ganado absolutamente todo a nivel de clubes; pero tiene una enorme asignatura pendiente con la selección nacional mayor de su país, ya que nunca ha podido obtener un título importante. En los últimos tres grandes eventos, Argentina ha llegado a la final…y ha perdido: Mundial de Brasil, en 2014, Copa América, en 2015 y Copa América Centenario, en 2016. Las cosas no han funcionado bien para la albiceleste en la eliminatoria de Conmebol para el Mundial de Rusia. La AFA despidió al anterior técnico y apostó todo por Jorge Sampaoli, con la esperanza de cambiar el rumbo; pero lo cierto es que, a día de hoy, Argentina está fuera de una plaza directa al que debe ser el último Mundial de Messi. El tiempo se acaba, ya que solo faltan tres partidos, y no hay margen para el error.

Otro gran reto para Messi está en el club para el que jugará toda su carrera (después de la ampliación de contrato que, aunque no ha sido firmada, sí está segura). Esta será su temporada 14 en el primer equipo y las (sus) marcas seguirán cayendo: está cerca de superar los 400 partidos de Liga y los 700 oficiales con el club. El Barca, en la última campaña de Luis Enrique en el banquillo del Camp Nou, tuvo más sombras que luces. Apenas un título menor (el de la Copa del Rey) y, para colmo de males, el archirrival, el Real Madrid, no solo ganó la Liga española, sino que también hizo lo que nadie había logrado antes: dos Champions League de manera consecutiva. Messi finalizó como “pichichi” de la Liga, pero esto no será un elemento de peso en la elección del próximo Balón de Oro, ya que CR7 fue el líder merengue en la obtención de las dos coronas.

Para la próxima campaña, el Barca estrenará técnico (Ernesto Valverde) y…nuevo patrocinador (esto importa poco en lo deportivo, pero sí es clave en el tema económico, ya que son 55 millones anuales que dará Rakuten por aparecer en la camiseta). Messi ha alabado al nuevo DT, sobre quien dijo que era un gran entrenador, que lo había hecho bien en su paso por el Valencia y Athletic de Bilbao; además, reconoció que “quería disfrutar este año” con el Barca. Todos sabemos cuán peligroso (para las defensas rivales) puede ser un Messi inspirado, sin preocupación económica, tras la enorme mejora que recibirá en el nuevo contrato. El club azulgrana, como es habitual, se ha fijado grandes objetivos, que van desde ganar la sexta Champions, hasta añadir un nuevo título de la Liga. Para lograrlo será clave que Messi…vuelva a ser Messi.

Publicado en Newsgur

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *