Plantillas deportivas para evitar lesiones: nadie quiere ser un inválido con 27 años

Recientemente, un mensaje en Twitter del futbolista Álvaro Domínguez conmovió a los seguidores del más universal de los deportes: “He estado los últimos años jugando en unas condiciones físicas pésimas. Me he visto obligado a seguir jugando y me ha llevado a dos operaciones y a unas secuelas que a día de hoy sigo teniendo. Esto me deriva que hoy me tengo que despedir de ustedes y de este deporte que tanto me apasiona. Nadie le gustaría ser un inválido con 27 años. Este es el precio que voy a tener que pagar”, escribió Domínguez, central del Borussia Mönchengladbach y ex defensa del Atlético Madrid.

Esta determinación de Domínguez puso sobre la mesa de discusión uno de los temas más polémicos y preocupantes en el mundo del deporte: las lesiones. No importa si eres Lionel Messi y ganas 30-40 millones de euros al año por maravillar sobre un campo de fútbol o si eres Rob Gronkowski, el mejor ala cerrada de todos los tiempos en la NFL, dueño de un físico impresionante. Ni la habilidad, ni la condición física son suficientes para impedir las lesiones; aunque existen estrategias que, si se aplicaran bien, podrían tener una influencia directa en la reducción de los períodos de baja de los atletas. Una dosificación de las cargas de trabajo, la utilización de aditamentos específicos, como las plantillas a medida, una alimentación más balanceada son elementos que, de combinarse, repercutirían directamente en el rendimiento de los deportistas.

En la actualidad, los atletas cada vez prestan más atención al calzado que utilizan. Más allá de vestir una determinada marca o de personalizar con colores una zapatilla—un tema muy de moda actualmente en la NFL—, los deportistas buscan que ese calzado quede diseñado de la mejor manera, para así lograr un resultado superior. Obtener plantillas a medida no es nada fácil y es imprescindible acudir a especialistas, como plantillasdeportivas.net , donde, después de evaluar las condiciones específicas del cuerpo de cada atleta— tipo de pisada, los puntos de presión que ejerce contra el suelo— y estudiar su anatomía, los expertos son capaces de producir unas plantillas personalizadas con las que será posible disminuir los daños por una mala pisada o una anomalía en el aparato locomotor.

Las plantillas a medida también ayudan a los atletas con pies planos, pies valgos y les permiten lidiar mejor con las afecciones vinculadas con los pies, como los dolores de espalda, de lumbago, problemas con el menisco, entre otros.

Muchos atletas creen que al utilizar una de las plantillas genéricas de las que se venden en diferentes mercados, pensadas incluso para deportistas con determinadas alteraciones en el pie, ya resuelven su problema. Quizás esa sea la solución más rápida e, incluso, inicialmente más económica; pero no es la ideal, ya que solo a través de la consulta a un podólogo y de un profundo examen biomecánico será posible confeccionar un diseño específico de la plantilla deportiva que mejor se adapte a la situación específica de ese atleta.

Impedir las lesiones, en el deporte contemporáneo, cada vez más exigente y competitivo, no parece posible; sin embargo, al aplicar la ciencia el atleta tiene más opciones de tener éxito cuando sale al terreno de juego, se lanza a una piscina, toma un bate en sus manos o atrapa un ovoide.

Miguel

Periodista, profesor univeristario. Bloguero empedernido