¡Salve Magnus Carlsen! El universo ajedrecístico saluda a su campeón

El mismo día en que cumplió 26 años, Magnus Carlsen confirmó lo que todo el mundo (incluyendo Rusia) sabe: que es el mejor ajedrecista del universo y, por tanto, merece ser reconocido como campeón.

Su match por la corona contra Sergey Karjakin fue complejo, quizás más de lo esperado. En ninguno de los dos duelos anteriores, contra el indio Viswanathan Anand, el prodigio estuvo en peligro de ceder; sin embargo, contra otro niño genio, Carlsen tuvo que esforzarse al máximo.

El noruego tuvo dos opciones claras de tomar la delantera en el match; pero, de alguna forma, la buena defensa de Karjakin y las oportunidades perdidas por el campeón influyeron en que el duelo continuara empatado…hasta la octava partida cuando el ruso, con negras, superó a Carlsen.

Por primera vez en su exitosa carrera, Carlsen afrontó el reto de venir de atrás. Tablas en la novena partida y, luego, en la décima, Karjakin tuvo el empate en sus manos, con una combinación que llevaba al jaque perpetuo. No la encontró y, finalmente, el noruego venció la defensa del retador e igualó el match.

Las últimas dos partidas clásicas fueron para el olvido (especialmente la 12ma). Ambos parecían conformes con avanzar hacia las partidas rápidas. Carlsen está reconocido como el mejor jugador de ajedrez rápido y Karjakin, al parecer, quería cuatro oportunidades antes que arriesgarse en los cotejos clásicos.

En las partidas rápidas, Carlsen fue mejor. Pudo ganar la segunda, pero Karjakin, como fue habitual a lo largo del match, logró defenderse, en desventaja material y con el reloj todo el tiempo apremiándolo. Entonces llegamos al fatídico (para el ruso) tercer cotejo rápido. Nuevamente Karjakin entró en apuros de tiempo, aunque su posición parecía tranquila, incluso con la presión de la dama y torre negra en la séptima fila. En ese momento, el ruso tomó la peor decisión del match: capturó con la torre el peón de c7. De inmediato, el prodigio hizo la jugada lógica, Ta1, que dejaba a la dama en peligro y sin posibilidad de defender al alfil de f1. Desconsolado, Karjakin reconoció su fracaso.

El retador trató de forzar en la cuarta partida; pero Carlsen no tuvo problemas para tomar la iniciativa y remató con una combinación que condujo a jaque mate. De esta forma, retuvo la corona.

Vea además:
Descargue las partidas del match Carlsen vs. Karjakin [en .pgn]

Miguel

Periodista, profesor univeristario. Bloguero empedernido