Olimpiada de ajedrez en Bakú: ¿podrá Cuba incluirse en el Top 10?

En un año olímpico, el ajedrez celebrará su torneo por equipos más importante del mundo: la 42 edición de la Olimpiada que esta vez acogerá Bakú, la capital azerí.

Estas son algunas de las preguntas que me surgen, pocas horas antes de que se mueva la primera pieza:

¿Podrá Rusia ganar finalmente una Olimpiada en el torneo Abierto, por primera vez desde Bled, en 2002?

Los rusos presentarán, nuevamente, al equipo con mayor ELO promedio del certamen. Nada nuevo bajo el sol, porque así ha sucedido habitualmente. Quedará por ver si la selección que incluye a Grandes Maestros de la Súper Elite, como Vladimir Kramnik, Sergey Karjakin, Alexander Grischuk, Evgeny Tomashevsky y Ian Nepomniachtchi logra imponer su calidad. Es tanta la calidad de los rusos que quedaron fuera ajedrecistas como Peter Svidler y el actual campeón europeo, Ernesto Inarkiev.

¿Logrará el equipo “importado” de Estados Unidos llegar al podio?

El segundo equipo de mayor ELO promedio en Bakú será el de Estados Unidos. Muchas cosas han cambiado en esa selección desde Tromso, tras la “entrada” de dos jugadores de la elite: Fabiano Caruana y Wesley So. Ellos dos, junto a Hikaru Nakamura más el talento de Ray Robson y Sam Shankland podría influir en que los estadounidenses logren su primera corona olímpica, desde Haifa, en 1976. Al menos una cosa sí veo segura: mejorarán el decepcionante lugar 14 que ocuparon en Tromso.

¿Repetirán los chinos la hazaña de Tromso?

En la anterior Olimpiada, celebrada en Tromso, los chinos fueron la sensación del torneo Abierto, con una convincente victoria. Ahora, en Bakú, presentarán otra fortísima nómina: Wang Yue, Li Chao, Ding Liren, Yu Yangyi, Wei Yi. De estos cinco ajedrecistas, cuatro ya tienen un título olímpico y el único cambio es el de Li Chao (2753) quien reemplaza a Ni Hua. Un dato que ilustra la fortaleza de los chinos: Wang Hao, uno de los jugadores de la elite, con un ELO de 2712, ni siquiera pudo hacer el equipo.

¿Pesará la localía para los azeríes?

El equipo local más fuerte (presentarán tres) es uno de los favoritos para ganar la Olimpiada. La plantilla es impresionante, con: Shakhriyar Mamedyarov, Teimour Radjabov, Eltaj Safarli, Rauf Mamedov, Arkadij Naiditsch. En Tromso, los azeríes terminaron igualados en la segunda posición, pero por el sistema de desempate cayeron al quinto. La “incorporación” de Arkadij Naiditsch, quien hasta 2015 representó a Alemania, le da más fuerza a la selección.

¿Cómo asumirá Magnus Carlsen esta Olimpiada?

El campeón mundial de ajedrez, el noruego Magnus Carlsen, sorpresivamente (para mí) jugará la Olimpiada. Su equipo no tiene opciones de incluirse en el Top 10, ni tampoco hay grandes premios en metálico, así que el líder del ranking mundial asumirá el evento (supongo) como preparación para el match por el título del orbe, en el que enfrentará a Sergey Karjakin, en noviembre, en Nueva York.

¿Cuba tiene opciones de incluirse en el Top 10?

La selección cubana que jugará el Abierto tiene como objetivo volver a incluirse en el Top 10 (fueron séptimos en Tromso y en Calviá, 2004). Considero que este pronóstico parece difícil de alcanzar, porque quizás la gran mayoría de los integrantes no llega en su mejor momento.

Leinier Domínguez no estuvo bien en el Memorial Capablanca, en el que ni siquiera pudo ganar una partida; sin embargo, luego, en el súper torneo de Dortmund (su primero en un largo tiempo) jugó a un alto nivel y finalizó tercero, con 4 puntos en 7 cotejos. Aumentó su ELO hasta 2720 puntos y con esto se ubica en el lugar 34 del ranking.

Lázaro Bruzón llega en uno de los peores momentos de su carrera: en el Continental absoluto, celebrado en El Salvador, perdió 25 puntos en su coeficiente. En el Memorial Capablanca, en Varadero, concluyó último en el Grupo Elite, con una pobrísima actuación, donde cedió otras 12 unidades. El problema se agrandó en un torneo en Calgary, Canadá, donde dejó otras 20 unidades en el camino. Por tanto, afrontará la Olimpiada con un ELO de 2623 puntos.

Yuniesky Quesada (2634) no ha estado muy activo recientemente. Su última participación ocurrió en el Grupo Premier del Memorial Capablanca. Allí terminó en la tercera plaza, por detrás del otro integrante de la selección cubana y el único con una medalla olímpica: el holguinero Isán Ortiz.

Este Gran Maestro sí ha intervenido en varios torneos en los últimos meses y, por sus resultados, podrá acercarse nuevamente a los 2600, ya que aparecerá en el nuevo ranking con 2581 puntos. La base de datos de la FIDE recoge como su evento más reciente el Internacional Ciudad de Badalona, donde terminó tercero, pero añadió 17,4 puntos a su coeficiente.

VEA MI COBERTURA A OTRAS OLIMPIADAS

2014: Ajedrez cubano, luces y algunas sombras en Tromso
2012: Olimpiada de ajedrez: un final inesperado

Miguel

Periodista, profesor univeristario. Bloguero empedernido