Adiós a Bakú, Adams fue más rápido que Leinier Domínguez

Leinier Domínguez cedió ante Michael Adams en las partidas blitz y quedó eliminado de la Copa Mundial (foto: Sitio oficial del evento)
Leinier Domínguez cedió ante Michael Adams en las partidas blitz y quedó eliminado de la Copa Mundial (foto: Sitio oficial del evento)

Latinoamérica quedó sin representantes en la Copa Mundial de ajedrez que se celebra en Bakú, al ser eliminados en la tercera fase el cubano Leinier Domínguez y el peruano Julio Granda.

Cuba clasificó a cinco ajedrecistas a este evento, que otorga una bolsa de 1,6 millones de dólares y ofrece dos plazas para el próximo Torneo de Candidatos. Las principales esperanzas estaban centradas en Domínguez (2732), ubicado en el lugar 18 del ranking inicial del certamen.

En su primer match, ante el argentino Federico Pérez Ponsa (2563), Domínguez entró en complicaciones. Perdió la primera partida clásica y, luego, solo su perseverancia y los errores del sudamericano le permitieron igualar el match, en un maratónico cotejo de más de seis horas y 119 movimientos. En las partidas rápidas—a 25 minutos—, tras el primer empate llegó el jaque mate que lo mantuvo en el torneo.

Su siguiente rival fue el armenio Hrant Melkumyan (2622), quien sorpresivamente eliminó al estadounidense Gata Kamsky. El cubano condujo las blancas en la primera partida y jugó de manera precisa para convertir las amenazas de su pareja de torres en victoria. Al día siguiente, el armenio no quiso forzar y, en una posición igualada, optó por dar jaque continuo y así Leinier alcanzó su pase a la siguiente fase.

En la tercera ronda, Leinier enfrentó a uno de sus oponentes más complicados: el inglés Michael Adams (2742). El cubano nunca ha podido vencerlo y en el historial aparece una derrota, sufrida en la Olimpiada de Tromso. Las dos partidas clásicas fueron, inesperadamente, poco complicadas. Cada uno eligió la Apertura Ruy López y en ambas firmaron el empate antes de alcanzar el primer control de tiempo.

La extensión del match a los duelos rápidos parecía favorecer al cubano, porque era más joven y tenía menos horas de juego en Bakú, ya que Adams se vio obligado a esforzarse al máximo para vencer en la segunda etapa al checo Viktor Laznicka. Frente al tablero poco importaron los dos argumentos anteriores. En las partidas a 25 minutos se mantuvo la igualdad y lo mismo ocurrió en los cotejos a 10 minutos.

El match encontró decisión en el blitz. Domínguez comenzó con negras y construyó una apreciable ventaja, gracias a su fuerte caballo y a la presión sobre el punto f3. Esto le permitió llegar al final con ventaja material que lucía decisiva; sin embargo, con poco tiempo para calcular las variantes ganadoras, el cubano pifió dos veces consecutivas, hasta el error definitivo que lo llevó a perder la torre. Fue un durísimo revés del que no pudo recuperarse.

En la segunda partida blitz, Adams dominó todo el tiempo la posición y aprovechó los deslices de Leinier para avanzar su peón por la columna “b”. Ante la imposibilidad de detener ese peón sin entregar una pieza, el cubano rindió su rey.

Al igual que sucedió dos años atrás, en la Copa Mundial de Tromso, Domínguez quedó eliminado en la tercera fase. Esta vez ganó dos partidas clásicas, entabló tres y perdió una. Su coeficiente ELO en vivo disminuyó en dos puntos y quedó en 2730.

LOS OTROS CUBANOS EN BAKÚ

Lázaro Bruzón (2659) fue el otro cubano que pudo avanzar a la siguiente fase. El tunero entabló las dos partidas clásicas ante el indio Santosh Gujrathi Vidit (2651) y, luego, ganó los dos cotejos rápidos. En su siguiente match tuvo la mala suerte de chocar con el ruso Vladimir Kramnik (2777), un veterano Gran Maestro de la súper elite, que ocupa el noveno puesto del ranking mundial.

La primera partida de seguro fue frustrante para Bruzón. Por más de cinco horas el cubano defendió una posición en inferioridad material (torre y alfil contra torre) y parecía que podría alcanzar el empate, por la aplicación de la regla de tablas tras 50 movimientos sin intercambiar una pieza. Faltaba poco para eso; pero el tunero cometió un error que le permitió a Kramnik colocar al rey negro en una red insalvable de jaque mate.

Al día siguiente, el ruso logró ventaja y Bruzón encontró, como único recurso para evitar otro fracaso, dar jaque perpetuo.

Yuniesky Quesada (2643), Isán Ortiz y Ermes Espinosa perdieron el primer match y quedaron rápidamente eliminados. El villaclareño extendió su duelo contra el ruso Ernesto Inarkiev (2660) a las partidas rápidas, pero en esa fase perdió dos veces; mientras, Ortiz (2572) cayó por 1,5-0,5 frente al francés Maxime Vachier-Lagrave (2744) y Espinosa (2495) cedió 2-0 ante el ruso Sergey Karjakin (2762).

Entre los otros latinoamericanos que participaron en la Copa, sobresalió el peruano Julio Granda (2667) quien avanzó hasta la tercera ronda, donde cayó ante el polaco Radoslaw Wojtaszek; además, resaltó el joven chileno Cristóbal Henríquez Villagra por derrotar al experimentado Gran Maestro israelí Boris Gelfand.

Vea además:
Descargue todas las partidas de la Copa Mundial de ajedrez [en .pgn]

Publicado en Cubahora

Miguel

Periodista, profesor univeristario. Bloguero empedernido