Ajedrez cubano solo brilló en Grupo Abierto del Memorial Capablanca 2015

Con solo 15 años, Fernández es de los mayores talentos del ajedrez cubano. (Foto tomada del periódico Ahora)
Con solo 15 años, Fernández es de los mayores talentos del ajedrez cubano. (Foto tomada del periódico Ahora)

Antes de que se moviera la primera pieza en la 50 edición del Memorial Capablanca de ajedrez, en el Salón de los Embajadores, del hotel Habana Libre, no pocos esperaban que los resultados más sobresalientes para los jugadores cubanos estuvieran concentrados en el Grupo Elite y Premier; sin embargo, el tablero mostró una realidad totalmente diferente.

En el Elite muchos pronosticaron una victoria de Leinier Domínguez. El mejor ajedrecista de Iberoamérica mostró, por segundo año consecutivo, el mayor ELO del grupo, con 2746 puntos. Además, sus actuaciones más recientes, desde la Liga Rusa hasta la última parada del Grand Prix, fueron buenas; pero, en La Habana, Domínguez estuvo lejos de su mejor nivel.

Leinier finalizó en la cuarta posición, con 4,5 puntos de 10 posibles. Ganó dos cotejos, frente a Pavel Eljanov (2718), en lo que pudiera valorarse como su mejor partida del certamen,  e Ian Nepomniachtchi (2720) y cedió en tres ocasiones, dos ante al ganador del Elite, el chino Yu Yangyi (2715) y también contra Nepomniachtchi, en lo que constituyó, sin dudas, su peor momento, porque el cubano cayó frente al ruso por tiempo.

En total, Leinier perdió 10 puntos en su coeficiente, que ahora es de 2736 unidades. Domínguez siempre ha sido un jugador muy sólido con las piezas blancas; sin embargo, en este Capablanca inclinó su rey en dos ocasiones cuando condujo las piezas claras.

Peor le fue a Lázaro Bruzón. En el Memorial Capablanca 2014, tras un tiempo de ausencia del Elite, el tunero tuvo un excelente desempeño, al concluir, invicto, en la segunda posición. Doce meses después, Bruzón regresó al fondo de la tabla, con solo 3,5 unidades.

Bruzón perdió cuatro partidas, una ante cada jugador foráneo y solo en sus duelos contra Leinier, como es habitual, hubo paz absoluta. La única victoria del tunero fue ante el ucraniano Eljanov, en la quinta ronda. El cubano vio disminuido su ELO en ocho unidades.

La gran sensación del Elite fue el chino, de solo 21 años, Yu Yangyi, quien aparecía en la antepenúltima posición del ranking inicial, por su ELO de 2715, y terminó ganando el certamen, una ronda antes del final. En su primera visita a La Habana, Yangyi dejó una formidable impresión, tras ganar cinco partidas—una de ellas, ante Nepomniachtchi, la sacó del “congelador”, porque estaba absolutamente perdido—, entabló cuatro y solo fue derrotado una vez, por el ruso Dmitry Andreikin (2718). Su ELO en vivo creció 21,3 puntos, por lo que el asiático ascendió al puesto 21 del ranking mundial, por delante de Domínguez.

El triunfo de Yangyi cierra un lustro en el que ni Leinier ni Bruzón pudieron ganar el grupo más fuerte del certamen. Entre 2010 y 2012 dominó Vassily Ivanchuk; luego, en 2013, triunfó el húngaro Zoltan Almassi, mientras, en 2014, brilló Wesley So.

SOLO UN CUBANO EN EL PODIO DEL GRUPO PREMIER

El gran favorito para triunfar en el Grupo Premier también quedó lejos de cumplir ese pronóstico. El GM Yuniesky Quesada (2647) había tenido una intensa actividad previa al Capablanca, en el que era el jugador de mayor coeficiente de la agrupación. En La Habana, el villaclareño comenzó mal y no pudo recuperarse de esos tropiezos.

Dos derrotas, apenas dos victorias y cinco tablas dejaron al tercer ajedrecista del ranking cubano en la séptima posición, entre diez competidores; además, su ELO disminuyó en 10 puntos. Otro miembro del equipo olímpico que tampoco lució bien fue Yuri González, porque finalizó en la penúltima posición, con solo cuatro unidades.

El ganador del Premier fue el GM alemán Vitaly Kunin (2579) quien jugó un torneo impecable, con tres victorias y seis tablas, para completar seis puntos, uno más que el único cubano que subió al podio, Yusnel Bacallao (+11 en su ELO). Isán Ortiz quedó cuarto, solo perdió ante Kunin  y obtuvo dos victorias, por lo que su coeficiente creció en cinco puntos.

12 NORMAS EN EL GRUPO ABIERTO

Las mejores noticias para el ajedrez cubano estuvieron en el Grupo Abierto, en el que participaron más de 170 jugadores, procedentes de más de una veintena de naciones. Aquí los jugadores locales coparon el podio, con un triunfo final para el GM Omar Almeida, quien hizo ocho puntos en las diez partidas celebradas. Esto le permitió aumentar su ELO en 17 unidades, por lo que supera nuevamente los 2500.

Sin dudas la gran sensación, no solo del Abierto, fue el  joven talento holguinero, de solo 15 años, Arnaldo Fernández de la Vara. Este Maestro FIDE, con un ELO de 2347 puntos, comenzó el evento de la peor forma posible, al ceder ante Almeida; pero, luego, logró seis victorias consecutivas que lo acercaron a la cima. Fernández también concluyó con ocho puntos, pero Almeida tuvo mejor desempate; no obstante, Fernández se llevó dos premios: su primera norma de Gran Maestro y un crecimiento de ¡62! puntos de su coeficiente.

Otros once jugadores, todos cubanos, completaron normas en el Memorial Capablanca 2015. Uno que también logró su primera norma de Gran Maestro fue el MI Luis Lázaro Agüero (2442) quien terminó en la tercera posición del grupo, con 7,5 unidades. Además, alcanzaron normas de Maestro Internacional: William Hernández (2402), Yans Richard Girones (2390), Henry Soto (2389), Lennis Martínez (2374), Michel Alejandro Díaz (2363), Jorge León (2352), Noel Hernández (2339), Fernando Osca Larrúa (2339), Yusuan A. Gutiérrez (2327) y Augusto César Campos (2301).

Publicado en Cubahora