El béisbol cubano está de luto: murió Orestes Miñoso

Orestes Miñoso, pelotero cubano, Minnie Minoso

El béisbol cubano acaba de perder a una de sus grandes Leyendas: a los 90 años falleció Orestes “Minnie” Miñoso. Lo encontraron muerto en su carro, en una gasolinera de Chicago. Triste manera de despedirse del mundo de este fabuloso pelotero, que jugó con varios equipos de la Liga profesional cubana y estuvo 17 temporadas en Grandes Ligas (12 de ellas con los Medias Blancas de Chicago).

“Llevo el deporte del béisbol en mi sangre”, declaró Miñoso cuando le preguntaron por el hecho de no haber entrado al Salón de la Fama, en Cooperstown. “Jugar al béisbol es todo lo que siempre desee hacer”, reconoció.

‘Minnie’ Miñoso, como cariñosamente se le conocía, se convirtió en el primer pelotero negro que jugó en un equipo de Grandes Ligas en Chicago y fue el primer negro latinoamericano en jugar en las Mayores.

“Hemos perdido a un gran amigo muy querido y a un gran hombre”, declaró el dueño de los Medias Blancas, Jerry Reinsdorf en un comunicado oficial que dio a conocer el equipo. “Muchas lágrimas serán derramadas al conocer su fallecimiento”.

Miñoso jugó 12 de sus 17 temporadas en Chicago, lo que le permitió alcanzar 304 de promedio de bateo con 135 jonrones y 808 carreras impulsadas. Los Medias Blancas retiraron su número 9 en 1983 y hay una estatua suya en el U.S. Cellular Field.

Miñoso nació en La Habana y jugó la mayoría de su carrera en el jardín izquierdo, debutó en Grandes Ligas con los Indios de Cleveland en 1949 y dos años después fue cambiado a los Medias Blancas, en un traspaso que intervinieron tres equipos.

El legendario expelotero jugó su primer partido con los Medias Blancas el 1 de mayo de 1951 y conectó cuadrangular en su primer turno al bate contra el abridor derecho de los Yanquis de Nueva York, Vic Raschi.

En Cuba fue Novato del Año en la temporada de 1945-1946, además ganó el premio de Jugador Más Valioso (MVP) en las campañas de 1952-53 y 1956-57.

Saturnino Orestes Armas Miñoso Arrieta, como era su nombre completo, fue seleccionado nueve veces al Partido de las Estrellas, ganó tres premios de Globos de Oro como jardinero izquierdo y fue golpeado 192 veces por los lanzadores, noveno en la lista de todos los tiempos. Miñoso también fue candidato cuatro veces al premio de Jugador Más Valioso (MVP) de la Liga Americana.

En 2014 le fue vetado el espacio en el Salón de la Fama, cuando recibió solo el 50 por ciento de los votos del Comité de la Era Dorada, mientras necesitaba 75 para ser exaltado.

A finales de 2014, Miñoso fue finalmente exaltado al “refundado” Salón de la Fama del béisbol cubano. Lástima que le hayan negado el sitio a donde también pertenece, en Cooperstown, junto a otros que también, como él, fueron Leyendas de la pelota.

(con información de EFE)

Miguel

Periodista, profesor univeristario. Bloguero empedernido