Súper Bowl XLIX: el juego más visto de la historia

La edición XLIX del Súper Bowl batió el récord de audiencia en Estados Unidos, ya que con 114,4 millones de espectadores se convirtió en el programa de televisión más visto en la historia de ese país, reconoció la cadena NBC, que tuvo los derechos de transmisión.

El duelo por el título de la NFL, en el que los New England Patriots derrotaron en un final espectacular a los Seattle Seahawks, superó en 2,2 millones de espectadores el récord del Súper Bowl del año pasado (que fue, como todos sabemos, muy aburrido). Ahora, el 49,7 de los hogares estadounidenses que veía la televisión en ese momento sintonizó el partido y esto constituyó la mejor marca desde el Súper Bowl de enero de 1986, según los datos de Nielsen.

El mayor pico de audiencia llegó a los 120,8 millones de espectadores durante el cuarto final, cuando los Patriots descontaron una diferencia de 10 puntos y, en los segundos conclusivos, Rusell Wilson lanzó una intercepción que acabó con las aspiraciones de los Seahawks de ganar su segundo título consecutivo.

En una noche de marcas, el espectáculo musical del descanso, protagonizado por Katy Perry, también batió un récord histórico con 118,5 millones de espectadores, tres millones más que los 115,3 que, en 2014, vieron a Bruno Mars.

Con estas cifras no es difícil “pronosticar” que en la edición 50 del Súper Bowl las televisoras solicitarán a los anunciantes más que los 4,5 millones de dólares por 30 segundos al aire que exigieron ahora.

Miguel

Periodista, profesor univeristario. Bloguero empedernido