Carlsen vs. Anand, ¿match con ganador diferente?

Doce meses atrás, Viswanathan Anand parecía un ajedrecista acabado. Su derrota en el match frente a Magnus Carlsen había sido por un amplio margen y ante su público, por lo que la decepción era evidente en el “Tigre de Madras”. No pocos auguraron un posible retiro; pero el veterano jugador no estaba dispuesto a salir de la súper elite, en la que se ha mantenido durante dos décadas. Para sorpresa de todos, Anand ganó el Torneo de Candidatos y obtuvo el derecho a luchar contra el prodigio noruego por lo que fue suyo durante tanto tiempo: el título mundial de ajedrez.

El match que organizará Sochi—la ciudad que acogió la más reciente edición de los Juegos Olímpicos de invierno y también una carrera de la actual temporada de la Fórmula 1—promete ser mucho más cerrado que el de Chennai. Carlsen asegura que él llega con ventaja psicológica, aunque el campeón también espera que el duelo tenga “su propia vida”.

Carlsen comenzó muy bien el año, con dos triunfos consecutivos en súper torneos. Primero ganó el Challenge de Zúrich, al alcanzar 4 puntos de 5 posibles, frente a rivales fortísimos como Fabiano Caruana, Levon Aronian, Hikaru Nakamura, Boris Gelfand…y Anand. El único cotejo que han celebrado este año concluyó en tablas.

Después, el noruego venció en la primera versión del Memorial Vugar Gashimov; aunque sus dos reveses, frente a Caruana y Teimour Radjabov resultaron muy llamativos. Un poco más tarde, en el Norway Chess, un torneo organizado en su propio país, Sergey Karjakin lo superó en la tabla de posiciones.

Quizás el peor momento de Carlsen en los últimos tiempos haya sido la Olimpiada, celebrada en Tromso. Nuevamente los seguidores noruegos confiaban en que su ídolo liderara a la selección nacional; pero el campeón no estuvo en su mejor forma y perdió, otra vez, dos partidas, frente al alemán Arkadij Naiditsch (2709) y el croata Iván Saric (2671).

Los que todavía confiaban en la imbatibilidad del prodigio probablemente hayan sufrido otra desilusión en la Copa Sinquefield, en San Luis, Estados Unidos, donde el italiano Fabiano Caruana logró la actuación más impresionante del siglo XXI, al triunfar con 8,5 puntos de 10 posibles. Carlsen inclinó su rey ante Caruana en una ocasión y finalizó tres puntos por detrás en la tabla.

Caruana logró recortar la enorme diferencia que ostentaba Carlsen en la cima del ranking mundial de ajedrez; pero luego no jugó con mucho brillo en el Grand Prix de Tashkent, así que la distancia entre el número 1 y 2 del orbe ha vuelto a ampliarse hasta 24 puntos.

Anand ha sido mucho más selectivo en la elección de torneos. En el Challenge de Zúrich terminó en la cuarta plaza y nadie lo consideró entre los favoritos en el Torneo de Candidatos, celebrado en Khanty-Mansiysk. La mayoría esperaba una victoria del armenio Aronian o del ruso Karjakin; sin embargo, frente al tablero, el “Tigre de Madras” demostró que en certámenes prolongados—este tuvo 14 rondas—pocos logran administrar tan bien las energías como él.

El indio concluyó invicto, con tres victorias y once empates, un punto completo por delante de Karjakin. El mundo del ajedrez estaba listo para el sorpresivo rematch entre Carlsen y Anand; aunque este duelo atravesó por varios momentos incertidumbre.

La Federación internacional de ajedrez (FIDE, por sus siglas en francés) pasó muchísimo trabajo para encontrar una sede que otorgara las garantías financieras necesarias. Después de un tiempo de espera, finalmente la Federación rusa propuso a Sochi, con una bolsa de un millón de euros (60% para el ganador).

La elección de Sochi y el monto del premio no agradaron al equipo de Carlsen. Ellos esperaban una mayor cantidad de dinero y el hecho de jugar en Rusia—recordemos que esto se produjo durante la campaña por la presidencia de la FIDE, en la que el noruego ofreció su apoyo a Garry Kasparov, un acérrimo opositor al gobierno de Vladimir Putin—fue objetado en más de una oportunidad. La FIDE no cedió a las presiones y, tras varias semanas de dudas, el campeón mundial firmó el contrato del match.

El evento se celebrará en el Centro de Prensa de Sochi y tendrá la misma estructura que el de Chennai: 12 partidas y el ganador será el que arribe a 6,5 puntos. Si hubiera empate a 6 unidades, entonces se jugaría un playoff de cuatro partidas rápidas (25 minutos) y, de persistir la igualdad, se efectuarían dos partidas blitz. Cada ajedrecista recibirá 120 minutos para cumplir los primeros 40 movimientos; luego, una hora para los siguientes 20 y, por último, 15 minutos hasta el final, aquí sí con incremento de 30 segundos por jugada.

Un año atrás, Anand decepcionó en Chennai, no por el resultado—el triunfo de Carlsen era esperado—, sino por su forma de juego. “He recuperado mi confianza y soy muy optimista ahora. Sé que si cometo los mismos errores, actuaré diferente”, reconoció el indio. La última vez la presión de jugar en casa afectó indudablemente al ex campeón. El escenario será diferente en Sochi; aunque el noruego es el gran favorito; pero, ¿podrá mantener su corona?

Publicado en CubaSí

2 comentarios sobre “Carlsen vs. Anand, ¿match con ganador diferente?

  • el 7 Noviembre, 2014 a las 7:41 pm
    Permalink

    Creo que Carlsen gana nuevamente, y a lo mejor me equivoco, pero pienso que volvera a ser mas facil de lo que muchos piensan, yo lo veo en otro nivel. Para mi quien mas cercano esta a el es Caruana, y quizas en unos annos tambien podrian entrar en la pelea Giri y So, el resto creo que no llega. Igual nadie sabe y las sorpresas siempre han estado presente en el deporte.

    • el 15 Noviembre, 2014 a las 10:06 pm
      Permalink

      Hola Elier, este match ha sido mucho más interesante que el anterior. Después de la victoria, Anand ha jugado sin complejos y ha habido errores de ambas partes (vamos, que no son máquinas), pero, sin dudas, es un mejor duelo que el de Chennái y muchísimo mejor que los olvidables duelos contra Kramnik y especialmente vs. Gelfand. Carlsen volverá a ganar, pero creo que podría terminar 6.5-5.5

Comentarios cerrados.