Estados Unidos, sin “Dream Team”, pero favorito para ganar el Mundial

La selección de Estados Unidos, pese a sus numerosas bajas, es la principal favorita para ganar el Campeonato Mundial de baloncesto que organizará España.

Estados Unidos es el único país, junto a Brasil, que ha participado en todas las ediciones del Mundial. En su nómina faltan varias de las principales estrellas de la NBA, como LeBron James,  Kevin Durant, Carmelo Anthony, Blake Griffin, Russell Westbrook y Kevin Love; pero, de cualquier forma, la plantilla que dirige Mike Krzyzewski luce muy completa.

Anthony Davis, Kenneth Faried y DeMarcus Cousins dominan la pintura; mientras que Stephen Curry, James Harden, Kyrie Irving y Derrick Rose, de nuevo en forma, proporcionarán la capacidad anotadora.

El gran rival de los estadounidenses deberá ser España. Los ibéricos perdieron ajustadamente las finales olímpicas de 2008 y 2012 ante Estados Unidos y su condición de local incidirá en la motivación de los dirigidos por Juan Antonio Orenga.

La selección contará con la generación de oro del baloncesto español, que también fue campeona de Europa en 2009 y 2011, en el que podría ser, por edad, su torneo de despedida.

Los hermanos Pau y Marc Gasol, pívots de Chicago Bulls y Memphis Grizzlies, respectivamente, se verán acompañados por Serge Ibaka, del Oklahoma City Thunder, y el veterano del Real Madrid, Felipe Reyes.

Las alas estarán cubiertas por el trío madridista compuesto por los ex-NBA Rudy Fernández, Sergio Rodríguez y Sergio Llull, mientras que para dirigir el juego estarán el base de los New York Knicks, José Manuel Calderón, el de los Minnesota Timberwolves Ricky Rubio y el del Barcelona Juan Carlos Navarro.

En el Mundial competirán 24 equipos, divididos en 4 grupos. Los cuatro mejores avanzarán a octavos de final. España y Estados Unidos compiten en lados distintos del cuadro, por lo que solo se verían las caras en la final.

Vea también:
Todos los campeones mundiales
Calendario del Mundial

Miguel

Periodista, profesor univeristario. Bloguero empedernido