Tromso 2014: Equipos cubanos barrieron en la 1ra ronda

Lisandra Ordaz ganó su partida, como primer tablero (foto tomada del sitio oficial de la Olimpiada)
Lisandra Ordaz ganó su partida, como primer tablero (foto tomada del sitio oficial de la Olimpiada)

Los equipos cubanos comenzaron de la mejor forma posible su participación en la Olimpiada mundial, en Tromso, Noruega, al barrer (4-0) a Puerto Rico (los hombres) y Costa Ricas (las mujeres).

Leinier Domínguez tuvo que esforzarse al máximo para superar, con negras, a Mark Machín Rivera (2341), en 40 movimientos. El mejor ajedrecista de Iberoamérica entregó calidad (torre por caballo) en el movimiento 15. Después, la posición parecía igualada, pero el boricua entró en apuros de tiempo y equivocó por completo el plan defensivo, al situar su torre en a4. Leinier aprovechó esto y pudo penetrar con su caballo, hasta quedar con peones pasados por “e” y “d”.

El tunero Lázaro Bruzón sin dudas fue el que estuvo en más peligro. Con blancas cometió varias imprecisiones que le permitieron a Edgardo Almedina (2277) obtener un interesante ataque sobre el flanco dama, donde estaba el rey del cubano. El boricua tampoco encontró el plan ganador y Bruzón pudo igualar la partida y la presión sobre el punto “f7”, más el peón libre por “c” acabaron con las esperanzas de Almedina.

En el tercer tablero, Yuniesky Quesada superó en 27 movimientos a Alejandro Montalvo Rosario (2296); mientras, Yuri González tuvo un excelente debut olímpico, tras derrotar, en 49 jugadas, a la Maestra Internacional Danitza Vázquez (1965).

La selección femenina no afrontó muchos problemas para barrer a Costa Rica. Sulennis Piña fue la primera en terminar, ya que no consumió mucho tiempo en la victoria, en 40 jugadas, con negras sobre Lisset Acevedo (1846) quien no pudo evitar el avanza del peón por la columna “a”. Yaniet Marrero combinó su dama, caballo y torre para derrotar a María Rodríguez (1920); Lisandra Ordaz, en el primero tablero, fue la que menos movimientos realizó (24), pero su partida no fue fácil; aunque el peón por la columna “d” dañó la estructura defensiva de Olga Leticia Gamboa  (1899) y, Yanira Vigoa también debutó por todo lo alto, al encerrar el rey negro de María Jiménez (1764) en una red de mate.

Vea además:
Todos los resultados de la Olimpiada
Partidas en vivo

Miguel

Periodista, profesor univeristario. Bloguero empedernido