El futbol es el deporte más popular del mundo, ¿alguien lo duda?

La Copa Mundial Brasil 2014 volvió a ratificar que el fútbol es el deporte más popular del mundo. Esta condición no es solo porque sea el más practicado, sino por su enorme capacidad para captar la atención no solo de los fanáticos. Durante un mes, el universo giró alrededor de una pelota y el impacto que tuvo el evento lo podemos analizar desde los más diversos ángulos.

Por ejemplo, en el tema económico no sorprende la ampliación de las ventas de Linio, la tienda online más grande América Latina, ni tampoco las ganancias multimillonarias de Adidas, Nike y Puma, ni el millón de turistas que recibió Brasil, cuando esperaba poco más de 600 mil; pero, más allá de las cifras, el Mundial significó tanto para la gente, sobre todo en los países que lograron una buena actuación, que, por ejemplo, hoy James es el nombre de moda para los bebés colombianos y en Perú, de acuerdo con el Registro Nacional de Identificación y Estado Civil, se han inscrito recientemente más de 450 niños con el nombre “Neymar”.

Terminó el Mundial, con el triunfo del equipo más completo; pero, a diferencia de lo que ocurre con otros deportes, en el fútbol no hay pausas, ni desciende la atención de los fanáticos. Se fue el Mundial,  pero James Rodríguez fue presentado como jugador del Real Madrid; se fue el Mundial y ahora Dunga, el nuevo DT de Brasil asegura que los “hombres no lloran” y que el equipo no se basará en el juego de Neymar  (¿en el de quién entonces?); se fue el Mundial, pero Luis Suárez no sabe cuándo podrá volver finalmente a un terreno, para mostrar el uniforme del Barcelona; se fue el Mundial, pero Lionel Messi podría cambiar el Camp Nou por el banquillo de los acusados, si prosperara la causa en su contra por delitos fiscales; se fue el Mundial…pero quedan menos de dos años para que Río de Janeiro acoja a los Juegos Olímpicos.

Miguel

Periodista, profesor univeristario. Bloguero empedernido