Mundial de fútbol: un regalo para los locales (I)

¡Penal! ¿En serio?
¡Penal! ¿En serio?

La Copa Mundial de fútbol Brasil 2014 comenzó con un regalo para los locales. El “piscinazo” de Fred engañó al árbitro japonés Yuichi Nishimura quien decretó un penal que solo vieron él  y Luiz Felipe Scolari. El DT de la canarinha aseguró haber analizado la repetición televisiva hasta 10 veces…y siempre consideró que era penal. ¡Vaya “precisión” visual de Felipao!

Entiendo la frustración de los croatas que fueron menos que los brasileños, pero no merecieron perder por un error arbitral. El DT de los derrotados, Niko Kovac, no se mordió la lengua— ¿estará ya lista la multa de la FIFA para él?—y aseveró que el Mundial sería un “circo” si se señalaban penales como ese.

De la ceremonia, poco que decir. Pensé que la imaginación brasileña se desbordaría, pero digamos que están “guardando energías” y “recursos financieros” para la Olimpiada de Río, en 2016. La canción del Mundial “We are one” no termina por convencer, supongo que a nadie. Lo mejor, en todos los sentidos posibles, Claudia Leitte. El vestuario de Pitbull, uff, peor imposible.

Miguel

Periodista, profesor univeristario. Bloguero empedernido