Asley González, el mejor judoca cubano

El judoca cubano Asley González Moreno, medallista de plata en los Juegos Olímpicos de Londres en 2012 y campeón mundial de Río de Janeiro, en 2013, ya está de regreso a los entrenamientos. Una fractura en el hombro lo alejó por varios meses de los tatamis. En el Centro Nacional de Perfeccionamiento Atlético “Cerro Pelado”, en La Habana, el mejor deportista cubano de 2013 busca recuperar cuanto antes la forma competitiva que le permitió ocupar un puesto en la súper elite del judo mundial.

La fama no le interesa a González quien solo tiene 24 años y confiesa que prefiere pasar inadvertido entre las personas; aunque, indudablemente, su figura llama la atención de los fanáticos, por los éxitos deportivos alcanzados y por su imponente físico, ya que pesa casi 90 kilogramos y mide más de 180 centímetros. Asley es un hombre tímido y entregado por completo a los entrenamientos, que disfruta compartir el tiempo con sus padres, Jorge y Gisela, y jugar al fútbol junto a sus amigos.

En la familia de Asley nadie había practicado judo, así que muchos quedaron sorprendidos cuando en 1996, a los siete años, el chico decidió comenzar la práctica del arte marcial creado por el maestro japonés Jigoro Kano. Dio las primeras proyecciones en un pequeño gimnasio de su natal Placetas, en la provincia de Villa Clara, en el centro del país y, asegura, nunca imaginó que llegaría tan lejos.

En su corta carrera deportiva González ya ha logrado subir al podio en una cita estival, es campeón mundial, panamericano y de otros torneos de la Federación internacional.

Lea la entrevista íntegra en Panamerican World

Miguel

Periodista, profesor univeristario. Bloguero empedernido