Liván López, lucha por el regreso

López, después de su espectacular triunfo en la discusión del bronce en Londres 2012
López, después de su espectacular triunfo en la discusión del bronce en Londres 2012

Liván López Ascuy tuvo una infancia entre notas e instrumentos musicales. Sus padres, Rafael López y Gladys Ascuy, siempre tuvieron el sueño de ver al joven sobre los escenarios más encumbrados del mundo, como exponente de la cancionística cubana; sin embargo, Liván apostó por el deporte de las llaves y los desbalances. Esa decisión pareció acertada, porque en la actualidad es una de las principales figuras de la lucha libre en el país.

Natural de San Juan y Martínez, en la provincia de Pinar del Río, Liván comenzó la práctica de la lucha a los nueve años y por casualidad. “Mis padres eran músicos y tenían mucho trabajo. El profesor de lucha me recogía en la escuela a las 4 y siempre estaba en el gimnasio viendo a los muchachos entrenar. Un día el entrenador explicó una técnica y la demostró. Ningún niño se atrevió a ejecutarla. Yo, que estaba fuera, levanté el brazo y realicé la acción. El entrenador quedó sorprendido y me preguntó si quería entrar y como estaba sin hacer nada acepté y mira hasta dónde he llegado”.

¿Qué sucedió después de ese descubrimiento fortuito de la lucha?

No me gustaba perder. En 1991, a los nueve años, alcancé el primer lugar en un campeonato provincial y fui seleccionado para la Escuela de Iniciación Deportiva Escolar (EIDE) Ormani Arenado Llonch. Después pasé a los juveniles y en 1997 gané dos títulos en los torneos nacionales y di el salto a la Escuela de Perfeccionamiento Atlético Nacional (ESPA). En total, en cinco Juegos Escolares de Alto Rendimiento, obtuve cinco medallas de oro y en tres campeonatos juveniles logré dos medallas de oro y una de bronce”.

Agresivo y fuerte en los desbalances, López confiesa que le gusta trabajar en la posición de cuatro puntos, aunque arriba trata de buscar la posibilidad de colocar debajo a su contrincante.

A los 14 años tuvo su primera experiencia internacional, en un torneo celebrado en Colombia y le fue tan bien que luego fue llamado a entrenar con las principales figuras de la lucha en el país.

¿Cómo recuerda aquel certamen?

En el evento tuve que participar en los dos estilos y en las categorías escolar y junior; no obstante, alcancé cuatro medallas: dos de oro, una de plata y una de bronce y el reconocimiento de los principales entrenadores de la selección nacional

¿Cuándo se produjo el debut con el equipo principal de lucha libre?

Fue en 2004, durante un Torneo Internacional Granma-Cerro Pelado que tuvo por sede a Matanzas. Siempre añoré tener en la esquina a dos excelentes entrenadores como Filiberto Delgado y Arturo Vidal y aunque terminé con la medalla de plata, porque perdí el combate final, fue una gran experiencia”.

En Cuba Geandri Garzón es su rival más fuerte. ¿Cómo son esos enfrentamientos entre ambos?

“Todos han sido combates muy difíciles. Venimos desde las categorías inferiores con esa rivalidad. Era su sombra, unas veces ganaba uno y otras el otro, pero fuera del deporte somos excelentes amigos.”

El 2011 marcó la consolidación de López en la escuadra nacional, en la división de 66 kilogramos. Ganó la presea de bronce en el Campeonato Mundial de Lucha, celebrado en Turquía y luego alcanzó el título en los Juegos Panamericanos de Guadalajara. La escena quedó lista para la cita estival londinense.

Muchos quedaron sorprendidos con el impresionante combate por la medalla de bronce en la Olimpiada de Londres ¿cumplió sus expectativas?

Muchos no contaban con la medalla; pero yo sí y más cuando tenía como referencia un 2011 lleno de triunfos. Realmente pasé trabajo para mantenerme en el peso de la división, pero llegué con buena preparación a Londres. Perdí por el pase al oro y fui a la discusión del bronce con todo. Allí, faltando pocos segundos para el final, pegué al rival y obtuve la medalla.

En 2013 mejoró su actuación en Mundiales y en el Palacio de los Deportes “Lazslo Papp”, en Budapest, Hungría, alcanzó la medalla de plata, tras ceder en la final ante el armenio David Safaryan; pero estuvo cerca de cambiar la historia, porque cuando apenas quedaban 20 segundos en el reloj, tenía ventaja en el combate; sin embargo, cometió una imprecisión muy costosa.

¿Decepción por la medalla de plata en ese Mundial?

Mucha. Tenía la medalla de oro en la mano y por un error táctico la perdí. Todo ocurrió en fracciones de segundos. Habían cambiado el reglamento y me dejé dar un pase atrás que anteriormente ganaba yo, pero no sucedió así y perdí.

Después del Mundial de Budapest, los médicos detectaron una hernia en el cuello del luchador. Esto lo alejó de los entrenamientos y le impidió participar en los principales torneos.

¿Cómo ha sido la recuperación?

Todo marcha bien. En estos momentos me encuentro fortaleciendo la parte lesionada, para no tener que llegar a la intervención quirúrgica. Hago muchos ejercicios de liga y espero regresar muy pronto al colchón.

A la Olimpiada de Río de Janeiro llegará con 34 años. ¿Una medalla de oro para retirarse por todo lo alto?

Esa será mi última participación en unos Juegos Olímpicos y voy por lo que todo atleta ansía: la medalla de oro.

La lucha ha aseguró su presencia en el programa olímpico; pero la Federación internacional tuvo que implementar algunos cambios en el reglamento ¿Qué le parecen estas nuevas disposiciones?

Eran necesarias. Así se combatía ante, excepto en los dos puntos que te dan por los pases atrás. La lucha adquiere ahora mayor rivalidad y se hace más técnica.

A sus 32 años, López ha subido al podio de premiaciones en todos los torneos de la Federación Internacional de Lucha Amateur y en 2013 fue elegido entre los diez atletas más destacados de Cuba. La hernia marcó una pausa en su carrera; pero López es un luchador nato y de vuelta a los entrenamientos en el centro nacional “Cerro Pelado” busca reencontrar su mejor forma deportiva con la mirada puesta en los Panamericanos de Toronto y la cita estival de Río de Janeiro.

PALMARÉS DE LIVÁN LÓPEZ

  • Cuatro medallas de plata en Campeonatos Nacionales de Primera Categoría.
  • Dos medallas de oro, tres de plata y una de bronce en Copas Cerro Pelado de Lucha Libre.
  • Participó en 7 Copas Gala de Campeones de la Lucha en Cuba, en las que alcanzó tres medallas de oro (2006, 2011 y 2012) y cuatro de plata (2007, 2008, 2009 y 2010).
  • Participó en 2 Campeonatos Panamericanos de Lucha Libre, en los que obtuvo una medalla de oro en 2011 y una de plata en 2009.
  • Oro en los Juegos Panamericanos y del Caribe, celebrados en Guadalajara 2011.
  • Participó en dos Campeonatos Mundiales de Lucha: bronce en Turquía, 2011 y plata en Hungría, 2013.
  • Mella de bronce en los Juegos Olímpicos de Londres 2012.
  • Elegido entre los diez atletas más destacados de 2013 en Cuba.

Por Y. Masó / M. Gómez en PanamericanWorld