Serie del Caribe 2014: la sinceridad de Ramón Moré

Ramón Moré respondió temas polémicos (Foto: Ismael Francisco/Cubadebate)
Ramón Moré respondió temas polémicos (Foto: Ismael Francisco/Cubadebate)

La sinceridad de Ramón Moré, el director de Villa Clara, ha pasado una “prueba de fuego”. Horas antes de partir hacia Venezuela, para participar en la Serie del Caribe 2014, el mentor respondió preguntas de los internautas en el sitio Cubadebate. Creo que se tocaron temas candentes (presencia de Víctor Mesa, independencia en la selección de los refuerzos, ausencia de Vladimir García). Este encuentro me pareció muy bien. Lástima que sea una excepción y no la regla; pero ya sabemos que el componente mediático del deporte cubano…no suele funcionar bien.

Aquí los dejo con un resumen de las intervenciones de Moré:

—¿Cuál es el papel que va a jugar Víctor Mesa en ese equipo? ¿Se considera que la dirección de la novena debe ser reforzada también?

R.M. Primero que todo, nosotros somos profesionales y nos debemos al béisbol, que es un deporte de equipo. Está Víctor porque él es el director del equipo nacional. ¿Por qué no aprovechar sus conocimientos? ¿Por qué no estar juntos? Pero Ramón Moré no hubiese querido solo a Víctor Mesa, sino a todos los directores que participan en esta etapa de la Serie junto con Iday Abreu, a quien solicité desde un inicio. Pero nosotros somos invitados y todo se nos paga, entonces nos dieron una capacidad. Por eso no pueden ir todos. Yo solicité los servicios de Vargas, de Mandy Johnson, de Alfonso Urquiola, de Irochi Bartutis, de todos. Creo que el béisbol es para unir y no para desunir. Cuando se juega por Cuba, todos esos sentimientos regionalistas deben quedar a un lado y pensar que por encima de cualquier provincia está este país, que a partir del día primero se debe vestir todo de naranja.

—¿No le preocupa tener a tantos bateadores zurdos y que un buen pitcher de esa mano anule por completo la ofensiva del equipo?

R.M. Trataremos de insertar a los zurdos, y que jueguen los que le batean tanto a zurdos como a derechos. José Miguel le batea a todos los zurdos de este país y Yuniet Flores, de los jardineros que tenemos, es el que mejores resultados tiene en esta etapa de la Serie Nacional.

—¿Es cierto que algunas en las relaciones entre Vladimir García y Villa Clara influyeron en la exclusión del avileño?

R.M. A mí lo que me cae mal de todas esas cosas son los chismes. Vladimir es un atleta que estuvo con nosotros en el Juego de las Estrellas y las relaciones fueron maravillosas. Nos decidimos por la gente que pensamos que nos iba a resolver el problema, no porque Vladimir le haya dado un bolazo a Lunar ni nada por el estilo. Eso es una mentira. Puede estar consciente Vladimir de que nada de eso se tuvo en cuenta. Necesitábamos otro tipo de lanzador, un lanzador distinto a los que yo estoy viendo en determinados países. Por ejemplo, en Dominicana y Venezuela los lanzadores que hemos visto tienen características parecidas a las de Vladimir, y quisimos tener lanzadores diferentes a los de ellos. Fue por eso que no lo incluimos a él, y tampoco a otros. Nosotros estábamos pensando en Ariel Miranda, hasta en Danny Betancourt, lo que pasa es que cuando lanzó contra nosotros no lo vimos muy bien y nos decidimos por Vicyohandri Odelín. Y no fue una decisión solo de Ramón Moré, sino de un grupo de entrenadores grandísimo que tenemos en Villa Clara que colaboran con nosotros en esta misión.

—¿Es cierto que Manduley está lesionado? En caso de ser así, ¿no era conveniente llevar a otro torpedero nato como Yorbis Borroto o Alexander Ayala, antes que a un tercer segunda base como José Miguel Fernández, que aunque es cierto que a veces hace de shortstop, ni tiene mucho alcance ni grandes habilidades en esa posición?

R.M. Antes de reunir a los atletas ya teníamos noticias de cómo estaba cada uno, y sabemos que Manduley tuvo una pequeña sacrolumbagia. Ya está perfectamente y hasta ahora no se nos ha quejado de ningún dolor. Tenemos plena confianza en él. Pero si no estuviera Manduley, pasaríamos al short a Yuliesky o a José Miguel.

—Descartada la opción de Cepeda, ¿no habría sido conveniente llamar a otro jardinero?

R.M. Pudiera haber sido, pero tendría que dejar fuera a otros atletas de mi provincia que aportaron también al éxito, entonces creo que nos reforzamos con un bateador derecho. A mí me hubiera gustado tener a  Yadiel Hernández, un pelotero con el cual yo simpatizo mucho. Me hubiera gustado tener también a Reutilio Hurtado, otro jugador extremadamente competitivo. Admiro muchísimo a Guillermo Heredia por la defensa que hace tanto en el centerfield como en el rightfield, pero tendría que seguir dejando a peloteros de Villa Clara. Apostamos entonces por los nuestros, y por Despaigne. Para nadie es un secreto que Despaigne tiene la experiencia de haber jugado en México. De los atletas que llevamos es el único que ha estado insertado en una liga profesional con resultados, por eso no podíamos prescindir de él.

—¿Me gustaría saber si ya tiene pensada más o menos cómo será la alineación del equipo?

R.M. Lo tenemos pensado todo pero, ¿nosotros sabemos contra quién vamos a jugar? Los cubanos tenemos por costumbre brindar toda la información necesaria a los contrarios, y nosotros no recibimos ninguna información. He aprendido eso a través de los años. Entonces cuando yo recibo información del contrario es que doy la mía.

—¿Fue realmente Moré quien eligió los refuerzos o fue la Dirección Nacional de Béisbol?

R.M. Fue Ramón Moré.

—¿Acaso se conversó con los jugadores que le dieron el triunfo a Villa Clara, y que por mérito propio representarán a Cuba en la Serie del Caribe, para tener en cuenta su opinión acerca de los refuerzos nuevos?

R.M. Con casi todos conversamos. Casi todos estuvieron de acuerdo. En realidad, algunos, otros no. Pero la decisión final la tomó el director del equipo.

—¿Por qué no incluyó a Frederich Cepeda?

R.M. Los atletas se respetan. Yo respeto muchísimo a todos los atletas de Cuba, mucho más a una persona como Cepeda,  un pelotero que a través de la historia ha sido uno de los que mejores resultados ha tenido en la arena internacional. Pero nos decidimos por un solo jardinero, y en este caso Despaigne. Fue la decisión que tomó el colectivo.

—¿Cómo se las arreglará para dejar fuera de la alineación titular a hombres como Danel Castro, Andy Sarduy o Yeniet Pérez, que fueron claves en el triun,fo naranja, para que jueguen José Miguel Fernández y Yuliesky Gourriel?

R.M. Muy fácil. Nosotros vamos representando a Cuba, nosotros no vamos representando solamente a Villa Clara y este es un compromiso con Cuba, después de 54 años, no solo un estímulo para Villa Clara. Es un compromiso de la provincia de Villa Clara para con Cuba y los muchachos están conscientes de eso.

Miguel

Periodista, profesor univeristario. Bloguero empedernido