Rumbo al Súper Bowl XLVIII: los cuatro fantásticos

Cuatro equipos en pugna por jugar el Súper Bowl XLVIII
Cuatro equipos en pugna por jugar el Súper Bowl XLVIII

No hubo sorpresa en el fin de semana de playoffs divisionales de la NFL: ganaron los favoritos; aunque, más allá de los marcadores, ningún partido estuvo seguro hasta la segunda mitad del último cuarto.

¿Quién tuvo el juego más complicado? Creo que pocos esperaban que los Broncos de Denver necesitaran convertir dos tercer down, en el 4to cuarto, para garantizar su victoria sobre los Chargers de San Diego. El equipo que más puntos ha anotado en la historia de la NFL arribó a los últimos 15 minutos con una cómoda ventaja de 17-0; pero sobre Mile High reapareció el fantasma de los Ravens, del año pasado, cuando los Chargers lograron recortar la diferencia a 24-17, con suficiente tiempo en el reloj para intentar algo más.

Entonces, Peyton Manning sacó a relucir su experiencia y sangre fría, para lograr las dos terceras oportunidades que sepultaron todas las esperanzas de los Chargers. Esto confirmó mi pronóstico: no sería un partido fácil; aunque pudo abrirse más al final de la primera mitad si el receptor Eric Decker no hubiera soltado el pase de Manning.

Ahora, el “plato fuerte” está servido, porque en el partido de campeonato de la AFC se enfrentarán los dos mejores mariscales de campo del siglo XXI: Peyton Manning vs. Tom Brady. Los Patriotas de Nueva Inglaterra mostraron, una vez más, que son un formidable equipo, con diferentes armas. Brady no lanzó ni un solo pase TD, pero por tierra los Patriotas acabaron con la defensa de los Colts de Indianápolis, al anotar ¡6 TD!

En la final de la NFC tendremos a dos equipos que juegan en el Oeste, sin dudas la mejor división de la NFL en la actualidad (recordemos: los Cardinales de Arizona quedaron fuera de los playoff con 10-6). El duelo entre Seattle y San Francisco promete ser muy defensivo, así que no creo que lleguen muchos puntos al marcador.

Los Halcones Marinos no le dieron la más mínima oportunidad a los Santos (aquí equivoqué mi pronóstico) y demostraron por qué fue la defensiva más completa de la liga y su imbatibilidad en  casa. El último obstáculo que se interpone entre ellos y el Súper Bowl XLVIII es uno muy poderoso: los 49ers de San Francisco.

Por tercer año consecutivo los 49ers llegan al partido final de la Conferencia. Me parece que la gran mayoría colocó como favorito a San Francisco frente a las Panteras de Carolina y ese pronóstico se cumplió a la perfección. ¿Qué sucederá ahora en Seattle? Los 49ers nunca antes habían perdido un Súper Bowl; pero su historial invicto concluyó frente a los Ravens.  ¿Tendrán una nueva oportunidad en 2014?

Miguel

Periodista, profesor univeristario. Bloguero empedernido