Serie Mundial Juego 4: las Barbas Rojas empatan

Un día después de quedar enmudecidos por la polémica jugada que puso fin al tercer juego de la Serie Mundial, los Medias Rojas de Boston salieron decididos a empatar el Clásico de Otoño, ante los Cardenales de San Luis. Después de cuatro horas de “sufrimiento”, los campeones de la Liga Americana garantizaron, al unísono, dos cosas muy importantes: igualaron el playoff con un triunfo de 4 por 2 y garantizaron el regreso al Fenway Park.

Realmente pensé que los Pájaros Rojos podrían decidir la Serie Mundial en el cuarto juego, pues todo estaba a su favor: llegaban inspirados tras dejar en el terreno a sus rivales en el desafío previo y, además, el abridor de Boston, Clay Buchholz, había asegurado que no estaba al 100%. Como ha sucedido en los últimos tres encuentros, San Luis tomó el mando en el tercer inning, cuando Carlos Beltrán impulsó a Matt Carpenter.

En los primeros cuatro episodios, el abridor Lance Lynn lució muy bien; sin embargo, en el quinto entró en complicaciones, por un doble de David Ortiz. Un paréntesis para el Big Papi quien ha tenido una brillante Serie, a tal punto que promedia 727, con dos cuadrangulares. Pues bien, los Barbas Rojas llenaron las bases tras dos boletos consecutivos de Lynn. Parecía un inning grande, pero Boston solo pudo empatar el partido, con un fly de sacrificio de Stephen Drew.

La decisión del duelo llegó una entrada más tarde. Lynn sacó los dos primeros outs; sin embargo, Dustin Pedroia conectó un imparable y el temor hacia Ortiz condujo a otro boleto. El director Mike Matheny entendió que ya era suficiente para Lynn y trajo como relevista a Seth Maness. Gran error. El primer bateador que enfrentó, Jonny Gomes, sacó la pelota por el jardín izquierdo y con ese batazo impulsó tres carreras.

Del resto se encargó el bullpen de los “Barbas Rojas”. Felix Doubront trabajó bien en 2,2 entradas. Farrell decidió sacarlo en el final del séptimo, tras permitir un doble del emergente Shane Robinson y colocó en el montículo al zurdo Craig Breslow. En la serie divisional y en la de campeonato este lanzador fue muy efectivo; pero en la Serie Mundial ha tenido pésimas actuaciones. Esta vez, Matt Carpenter lo “saludó” con imparable al jardín central que acercó a los Cardenales, 4 a 2.

Breslow tampoco pudo con Beltrán, a quien le concedió boleto. Con dos hombres en circulación y Matt Holliday en la caja de bateo, creo que todos los fanáticos de San Luis esperaban otra reacción de su equipo. Farrell acudió al bullpen y confió en el japonés Junichi Tazawa quien dominó al tercer hombre en la alineación. En el octavo, para sorpresa de todos, Farrell le entregó la pelota nada menos que a su segundo abridor, John Lackey. El espigado derecho se complicó por un error de la tercera base, Xander Bogaert; sin embargo, con un hombre en tercera y un solo out, dominó a los dos siguientes bateadores y preservó la ventaja.

Del cierre se encargó Koji Uehara. El nipón volvió a ser víctima de Allen Craig (recuerden el doble del 3er partido), pero esta vez salvó el juego, tras salir de Carpenter en fly al izquierdo y sorprender en primera al corredor sustituto Kolten Wong. Otra extraña manera de terminar un desafío.

Con la serie igualada a dos, Matheny y Farrell confiarán en sus principales lanzadores, Adam Wainwright y Jon Lester, para llegar con ventaja al Fenway Park.

Vea además:
Box score BOS 4-2 SL

Anotaciones por entradas
1     2     3       4     5     6        7     8     9          C     H     E
Bos     0     0     0      0     1     3        0     0     0          4     6     2
StL     0     0     1      0     0     0         1     0     0           2     6     0

Miguel

Periodista, profesor univeristario. Bloguero empedernido