Leinier Domínguez, invicto en Rodas (final)

Domínguez aumentó en 2,7 unidades su coeficiente ELO
Domínguez aumentó en 2,7 unidades su coeficiente ELO

El Gran Maestro cubano Leinier Domínguez terminó invicto en el Campeonato europeo de clubes que se celebró en la isla griega de Rodas, al totalizar cinco puntos en las siete partidas efectuadas; aunque su equipo, San Petersburgo, no cumplió los pronósticos y finalizó en la quinta posición.

San Petersburgo aparecía ubicado en el tercer puesto del ranking inicial, por los 2710 puntos de ELO promedio de sus ocho integrantes. De ellos, Leinier era el de mayor coeficiente, con 2753 unidades; aunque Peter Svidler (2740) fue considerado el líder de la selección.

En las dos primeras fechas, Svidler descansó, por lo que Leinier encabezó al club y ganó los dos cotejos. En el debut, con blancas, venció al inglés John Cox (2387), en 26 movimientos de una Apertura Ruy López y, al día siguiente, tuvo que esforzarse más para vencer la resistencia del francés Gilles Miralles (2472).

A partir de la tercera ronda, Svidler ocupó la primera mesa y Domínguez defendió el segundo tablero. El siguiente rival de San Petersburgo fue el club griego Peristeri y el cubano enfrentó, con negras, al Gran Maestro Hristo Banikas (2630) quien planteó una Apertura Inglesa. Este duelo terminó con la división del punto, en un final de torres y tres peones para cada jugador.

Hasta ese momento, San Petersburgo tenía actuación perfecta, con tres matches ganados y seis puntos (dos por cada victoria). En la cuarta jornada comenzaron las complicaciones, porque el Ugra ruso, con un ELO promedio de 2700, ganó el duelo por 3,5 a 2,5. Domínguez chocó contra el húngaro Peter Leko (2732) quien propuso una Defensa Petroff que condujo a un rápido empate, en tan solo 27 movimientos.

Cinco de las seis partidas de ese match concluyeron en tablas; pero, en el cuarto tablero, Nikita Vitiugov (2729) inclinó su rey frente al ucraniano Antón Korobov (2716). Ese resultado fue determinante en las aspiraciones de San Petersburgo. En la quinta ronda, el rival fue el club O.R. Padova y Leinier volvió a tener, tablero por medio, al indio Pentala Harikrishna (2709) a quien ya había derrotado, en 2013, en el Memorial Capablanca.

La partida contra Harikrishna fue la más tensa del torneo para Leinier. Con negras, el cubano estuvo en una posición inferior desde el medio juego y, además, entró en serios apuros de tiempo. A pesar de esto, mantuvo su plan defensivo y aprovechó los continuos deslices de su adversario para triunfar en un final de torre, alfil y caballo para él, contra la torre y tres peones del indio.

En la sexta fecha, San Petersburgo chocó contra el Odlar Yurdu y todos esperaban una cómoda victoria, porque este club azerí no había estado bien en el evento. En la segunda mesa, Leinier condujo las negras ante Vasif Durarbayli (2548) y planteó una defensa Siciliana, variante Najdorf. En el movimiento 22, Domínguez entregó “calidad”, es decir, una torre por un alfil, con el objetivo de activar su posición por el flanco dama; sin embargo, Durarbayli cambió pieza tras pieza, hasta el final, cuando el cubano dio jaque continuo y se firmó la “paz”.

El rival de la despedida de San Petersburgo fue el más difícil de todos: el también azerí Socar, campeón de la edición 2012. Este equipo fue señalado como el gran favorito, por su fortísima nómina, con un ELO promedio de 2753; sin embargo, un sorpresivo revés en la penúltima ronda ante la revelación del torneo, el G-Team Novy Bor checo, dejó casi sin posibilidades a Socar.

Leinier volvió a encontrarse con el búlgaro Veselin Topalov (2771). Tres meses atrás, la victoria de Domínguez sobre el europeo le permitió ganar el Grand Prix, en Salónica, Grecia. Ahora, el cubano estuvo cerca de repetir ese resultado, porque, con blancas, logró una esperanzadora posición, tras ganar el peón ubicado en a5. No obstante, la mínima ventaja material no pudo convertirse en otro triunfo, gracias a la presión del alfil de Topalov sobre el peón en d4. De cualquier forma, este fue un buen resultado para Leinier.

Las seis partidas entre San Petersburgo y Socar concluyeron con la división del punto, por lo que ambos clubes finalizaron con 11 unidades; pero, por el sistema de desempate, los azeríes quedaron en la tercera plaza y los rusos en la quinta. G-Team Novy Bor fue el gran ganador del Campeonato, con actuación perfecta: seis matches ganados y uno igualado (13 puntos), por delante del otro favorito, Malachite (12).

En total, Leinier obtuvo tres victorias y entabló cuatro partidas. Él y el ruso Maxim Matlakov fueron los mejores jugadores del San Petersburgo, pues lograron cinco puntos. En cuanto al ELO en vivo, Domínguez añadió 2,7 unidades a su coeficiente, por lo que acumula 2753.7 y está ubicado en el lugar 12 del ranking mundial.

Publicado en Cubahora

Miguel

Periodista, profesor univeristario. Bloguero empedernido