Bruzón y Ortiz: reacciones opuestas en Galicia y Bogotá

Bruzón solo ganó una de las ocho partidas en el torneo Entrefaros
Bruzón solo ganó una de las ocho partidas en el torneo Entrefaros

El Gran Maestro Lázaro Bruzón era el principal favorito para ganar el torneo Entrefaros, disputado en sedes compartidas—Faro de Camariñas, el Faro de Fisterra y la Biblioteca de Muxía, en A Coruña—, por tener el mayor coeficiente ELO, 2685 puntos, de los cinco competidores; sin embargo, el cubano no cumplió con los pronósticos y concluyó en la penúltima posición.

Bruzón solo pudo ganar una partida, ante el actual campeón español, el Gran Maestro Iván Salgado (2624), perdió dos (frente al peruano Julio E. Granda, de 2665, y el húngaro Richard Rapport, de 2676) y entabló los otros cinco cotejos. Por tanto, apenas hizo 3,5 puntos de ocho posibles.

Granda volvió a demostrar su excelente forma y ganó el certamen, con 5,5 unidades. En su cuenta en Twitter escribió: “Siempre reconforta ganar un torneo, más aún cuando este se celebra con tanto entusiasmo y esfuerzo como el que acabo de salir vencedor. Gracias a todos los nuevos amigos aquí en Galicia que nos han dado múltiples muestras de su hospitalidad. Ahora me esperan dos meses en mi querido Perú”.

En septiembre, Granda triunfó en la duodécima edición del Abierto Internacional de Ajedrez Ciudad de Reinosa y, un mes antes, llegó hasta los cuartos de final de la Copa Mundial, celebrada en Tromso, Noruega. En esa fase perdió ante el italiano Fabiano Caruana. El aumento en su ELO podría dejarlo como el segundo ajedrecista latinoamericano con mayor coeficiente, solo superado por Leinier Domínguez.

Detrás de Granda se ubicaron: el búlgaro Iván Cheparinov (5 puntos), Rapport (4,5), Bruzón (3,5) y cerró Salgado (2). El pobre resultado obtenido en Galicia influyó en que el ELO en vivo de Bruzón volviera a descender, ahora en 7,8, por lo que su coeficiente estaría en 2677.

DOMINIO CUBANO EN BOGOTÁ

Los ajedrecistas cubanos dominaron ampliamente el VII Festival internacional de ajedrez, efectuado en la Universidad Central de Bogotá, en Colombia. Un rápido vistazo a la tabla es suficiente para comprender que en este certamen, — jugado por el sistema Suizo, a nueve rondas, en solo cinco días—los representantes nacionales tuvieron poca resistencia.

Todas las miradas, lógicamente, se concentraron en el ganador, el Gran Maestro holguinero Isán Ortiz, cuarto hombre del ranking nacional, por su ELO de 2601 quien logró 7,5 puntos en nueve partidas; sin embargo, probablemente la actuación más destacada haya sido la de la Gran Maestra tunera Yaniet Marrero.

El resultado de Ortiz no fue una sorpresa. El holguinero concluyó invicto y superó al habanero Omar Almeida (2472) y al villaclareño Diasmany Otero (2519), por mejor coeficiente de desempate, pues los tres acumularon 7,5 unidades. La cuarta plaza fue para Yuri González (2523), en quinto finalizó Carlos Antonio Hevia (2512) y, en sexto, para sorpresa de todos, Marrero (2274).

Los últimos dos meses han sido formidables para la tunera. Primero ganó el torneo zonal, en San Salvador, por lo que aseguró un boleto al próximo Campeonato Mundial y ahora logró ¡siete puntos! y alcanzó una norma de Maestro Internacional, sin distinción de sexo.

La primera fecha fue la peor para Marrero en Bogotá, porque inclinó su rey ante  el santiaguero Lelys Martínez (2473); pero, después triunfó en seis de los ocho cotejos restantes. Su momento más importante, sin dudas, ocurrió en la séptima ronda, cuando superó al Gran Maestro Aramís Álvarez (2490).

En la capital colombiana también hubo algunas malas noticias para el ajedrez cubano. Por ejemplo, Lelys Martínez (lugar 17) y Álvarez (posición 19), quedaron muy por debajo de sus posibilidades, al solo acumular seis unidades.

Publicado en Cubahora

Miguel

Periodista, profesor univeristario. Bloguero empedernido