Dodgers vs. Cardenales: la presión de un novato

Los Dodgers de Los Ángeles perdieron los dos primeros partidos del playoff ante San Luis y la causa, por supuesto, fue la falta total de ofensiva. En 22 capítulos, los angelinos apenas anotaron dos carreras (¡sin enfrentar a los mejores lanzadores de los Cardenales!) y recibieron 18 ceros consecutivos. Así es imposible derrotar a un equipo que tampoco ha bateado, pero al menos logró conexiones oportunas y su pitcheo fue formidable (reverencia ante Michael Wacha).

Las críticas contra los Dodgers han sido fortísimas y la mayoría de los titulares negativos recaen en el hombre que, realmente, revolucionó a la franquicia, cuando marchaba en la última posición del Oeste: Yasiel Puig.

Los números del cubano contra los Cardenales son pésimos: de 10-0, con 6 ponches. Estas estadísticas reflejan, creo, la ansiedad de un pelotero de solo 22 años que llega a su primera postemporada y que todavía no ha aprendido a lidiar con la enorme presión impuesta por periodistas y fanáticos que pretenden que el novato sea perfecto. Contra los Bravos de Atlanta estuvo bien, no así ante San Luis y su sequía ofensiva (¿cuál jugador de los Dodgers ha respondido?), amplificada por una enorme campaña en su contra, me parece que serán motivos suficientes para dejarlo en la tercera o cuarta posición en la votación del mejor novato del año en la Liga Nacional.

San Luis llega en inmejorables condiciones al Dodger Stadium: ventaja de 2 a 0 y su mejor lanzador en la lomita. Frente a los Piratas, Adam Wainwright fue imbateable y la alineación de Los Ángeles tiene muy tiempo para despertar. Si no lo hiciera, entonces el playoff no regresará a San Luis…y Carlos Beltrán tendrá, al fin, su primer viaje a la Serie Mundial.

Miguel

Periodista, profesor univeristario. Bloguero empedernido