Carlos Beltrán y su búsqueda de la Serie Mundial

cbeltran

El puertorriqueño Carlos Beltrán está considerado como uno de los bateadores más oportunos en los playoffs; sin embargo, nunca ha jugado una Serie Mundial. En 2004, cuando militaba con los Astros de Houston y tuvo aquella fantástica postemporada, con 7 cuadrangulares, quedó muy cerca; pero su equipo perdió el séptimo juego de la Final de la Liga Nacional, ante los Cardenales de San Luis.

Ahora, Beltrán viste el uniforme de los Pájaros Rojos y, con su bateo, propició el primer triunfo de los campeones del Centro, en el inicio del playoff ante los Dodgers de Los Ángeles. Creo que casi todos dieron como favoritos a los angelinos para el desafío inicial, pues los Cardenales utilizarían a Joe Kelly, un novato como abridor; mientras, los Dodgers recurrirían a Zach Greinke.

Los dos abridores fueron muy dominantes. De Greinke se esperaba, pero no de Kelly. Los Dodgers tomaron el mando en el tercer inning, gracias, sobre todo, a que Kelly perdió por unos instantes un fácil rolling que hubiera sido doble play. Luego vino el jit de Juan Uribe. La ventaja angelina no duró mucho tiempo, pues en el final de esa entrada, Beltrán impulsó, con un doble, las carreras que igualaron el marcador.

A partir de allí, la pizarra del Bush Stadium solo colocó ceros. Hubo oportunidades para ambos equipos y también jugadas polémicas. Por ejemplo, nunca entendí por qué el mentor Don Mattingly sustituyó a Adrián González, en el octavo inning, después de que el Titán recibiera base por bolas. Es cierto que el mexicano no es rápido; pero los Dodgers se fueron en blanco y, luego, los lanzadores de San Luis pudieron trabajar con más facilidad ante Hanley Ramírez (tercer bate), porque sabían que detrás no estaría González.

El aporte de Beltrán no fue solo con el bate. En el décimo inning, con un hombre en tercera, vino el fly a los jardines. Jon Jay dejó que Beltrán capturara la pelota y el boricua lanzó certero hacia el home plate. El tiro llegó a tiempo (¿tocó o no el receptor a Mark Ellis?) y el árbitro decretó el out. Después, en el final de la 13ra entrada, ante el cerrador Kenley Jansen, Beltrán volvió a responder y su imparable remolcó a la carrera decisiva. Esta fue una importantísima victoria para los Cardenales. Abrieron delante…sin utilizar a su principal lanzador, Adam Wainwright. Los Dodgers, con Clayton Kershaw en el montículo, están obligados a ganar el segundo desafío. De lo contrario, pueden despedirse de la Serie Mundial.

Algunos datos del partido:

El cubano Yasiel Puig se fue en blanco en seis oportunidades. Tomó dos ponches y dejó a cinco corredores en circulación.

Los Dodgers batearon de 11-1, con hombres en posición anotadora

Miguel

Periodista, profesor univeristario. Bloguero empedernido