Broncos vs. Cowboys, juego de récords

Nunca antes un mariscal de campo de los Dallas Cowboys —quizás la franquicia más famosa en la NFL—había lanzado más de 500 yardas en un partido. Probablemente muy pocos esperaban que Tony Romo llegara a esa impresionante cifra; sin embargo, al final del día, creo que el recuerdo no será el mejor para el equipo, pues una intercepción con poco tiempo en el reloj condujo a los Denver Broncos a un triunfo de 51 a 48, en un juego donde se impusieron varias marcas.

Durante 58 de los 60 minutos del desafío, Romo jugó su mejor partido en la NFL. Lanzó 5 pases de TD, superó las 500 yardas, por lo que rompió la marca de la franquicia, hasta hoy en poder de Don Meredith y ya es uno de los 5 mariscales que en la historia de la NFL lograron 5 TD y más de 500 yardas en un partido; pero, con el marcador igualado a 48, vino la intercepción de Danny Trevathan, en la yarda 24 de Dallas y el resto fue fácil para la ofensiva más completa de la liga.

Los Broncos han anotado 230 puntos en sus primeros 5 partidos, un nuevo récord para la NFL. Además, Peyton Manning se convirtió en el mariscal que más pases TD ha lanzado en los 5 primeros juegos del campeonato (20) y dejó atrás la marca de Daunte Culpepper quien logró 18, en 2004, con los Vikings.

La ofensiva de ambos equipos fue imparable, a tal punto que lograron ¡1039 yardas! Este fue el segundo juego con mayor cantidad de puntos (en tiempo reglamentario) en la historia de la liga, desde la fusión NFL-AFL, en 1970, de acuerdo con la compañía STATS.

Después de 5 juegos en los que han derrochado ofensiva, pero también han mostrado enormes debilidades en su línea defensiva, ¿todavía alguien pone en duda el favoritismo de los Broncos en la Conferencia Americana?

Miguel

Periodista, profesor univeristario. Bloguero empedernido