El béisbol cubano y su “dilema” en el calendario

Todavía faltan más de 15 partidos para cada equipo en la temporada regular de la MLB; pero ya la organización dio a conocer el calendario de la campaña 2014. Por primera vez en la historia, el béisbol de las Grandes Ligas se jugará en Australia, donde chocarán, en el partido inaugural, Los Ángeles Dodgers contra los Arizona Diamondbacks.

La publicación de este calendario seis meses antes de que se lance la primera pelota no es nada extraño. Sucede así con la mayoría de las ligas profesionales, porque los directivos entienden que esa es la mejor manera para administrar, con tiempo suficiente, desde los contratos televisivos hasta la venta anticipada de entradas a los estadios. Además, los atletas y técnicos necesitan conocer cuándo comenzará el evento, para así estructurar correctamente el sistema de entrenamiento. Las fechas previstas en el calendario publicado se cumplen con la exactitud de un reloj suizo.

En el caso del béisbol cubano…el reloj del calendario podríamos decir que agotó su batería hace muchísimo tiempo. Quizás el hecho de iniciar la Serie Nacional a finales de noviembre cuando estaba anunciada para octubre o arrancar un partido a la 1, 2 o 5 de la tarde, cuando estaba previsto para las 8, incluso en otro estadio, parezca un problema menor y, ciertamente lo es, si lo comparamos con otras dificultades, como el mal estado de los terrenos, los cambios constantes en las nóminas de los equipos, la desmotivación; pero, detrás de tantos cambios se esconde la ineficiencia, la falta de previsión y todo esto, combinado, afecta muchísimo al espectáculo del principal torneo deportivo que se celebra en Cuba.

¿Cuándo comenzará la 53 edición de la Serie Nacional? Esa pregunta todavía no tiene respuesta. Las preselecciones provinciales comenzaron su entrenamiento hace muchísimo tiempo, a partir de “orientaciones del nivel superior”, ya que la temporada, supuestamente, arrancaría en octubre. Recordemos que todavía está previsto que Villa Clara represente a Cuba en la Serie del Caribe 2014, aunque falta el permiso del Gobierno de Estados Unidos. ¿Llegará? Creo que sí, pero me preocupan las condiciones para la participación cubana (en otras palabras: cero premios en USD).

Ahora leo, en un artículo publicado por el diario Granma, que la fecha en que se lanzará la primera bola…todavía es un misterio. De acuerdo con Ibrahim Averhoff, quien está “a cargo de lo relacionado con nuestro clásico beisbolero: Hasta hoy no hay fecha; se mencionaba el día primero de octubre, pero no es así. Te aclaro que la tela para los uniformes ya está en nuestro país, no habrá dificultades con la vestimenta de los jugadores.”

Esas declaraciones, me imagino, clasifiquen entre las más polémicas del año;  aunque, después de todo, podemos “respirar con tranquilidad”, porque ya sabemos que los 16 equipos… tendrán uniformes. Quizás piensan que deberíamos estar agradecidos de ese gran esfuerzo que realiza el país para que cada jugador tenga un uniforme digno con el que salir al terreno. ¿La calidad de la tela? ¿El diseño de los trajes? ¿Camaroneros o Elefantes de Cienfuegos? Para qué preocuparnos por esas nimiedades…

Entonces, en lo que los decisores deciden decidir finalmente el día inaugural, en las provincias los equipos continúan su preparación. ¿Planes de entrenamientos? Se reajustan ¿Topes de preparación? Se reajustan o cancelan ¿Confianza de los fanáticos? Cancelada.

Vea otro artículo sobre este tema:
Ya hay respuesta oficial sobre el inicio de la temporada beisbolera cubana

Miguel

Periodista, profesor univeristario. Bloguero empedernido