Copa Mundial de ajedrez: Leinier quedó en el camino (VI)

El próximo torneo del cubano será la sexta parada del Grand Prix, en París (foto tomada del sitio oficial de la Copa Mundial)
El próximo torneo del cubano será la sexta parada del Grand Prix, en París (foto tomada del sitio oficial de la Copa Mundial)

El Gran Maestro Leinier Domínguez se despidió mucho antes de lo esperado en la Copa Mundial que se celebra en Tromso, Noruega. El mejor jugador de Latinoamérica, con un ELO en vivo de 2757 puntos, cayó en su tercer match, por 1.5-0.5, ante el francés Maxime Vachier-Lagrave (2719) y, de esta manera, Cuba quedó sin competidores en el evento.

La primera partida decidió el match. Vachier-Lagrave condujo las blancas y Leinier planteó una Defensa Siciliana, variante Najdorf. De acuerdo con el sitio especializado The Week in Chess, el francés no se sentía bien físicamente y propuso un rápido empate; pero Leinier, quien ha elevado su combatividad desde su espectacular triunfo en el Grand Prix de Salónica, no accedió a firmar las tablas.

El cotejo continuó y Leinier trató de incomodar a su rival con el avance de los peones por el flanco dama; sin embargo, Vachier-Lagrave detuvo esa amenaza y logró presionar con su torre y caballo por la columna “c”. Desesperado, el cubano entregó su dama por la torre y el caballo; pero el europeo aprovechó la amplia movilidad de su dama y, especialmente, el peón libre por la columna “b” para inclinar la partida a su favor.

Este fue el primer revés de Leinier en la Copa. Para continuar en el torneo necesitaba un triunfo en la segunda partida; sin embargo, el francés lo sorprendió con una Defensa Caro-Kann. Las piezas desaparecieron con demasiada rapidez del tablero y ya en el movimiento 25 el duelo entró en un final de torre y pareja de alfiles para el cubano, contra torre y dos caballos de su oponente.

La parte conclusiva fue fácil para Vachier-Lagrave, porque sus tres peones por el flanco dama neutralizaron cualquier intento de Leinier por aprovechar su superioridad numérica en el flanco rey. Únicamente cuando quedaron los reyes solitarios en el tablero, Domínguez reconoció el empate que lo dejó fuera de la Copa.

Su eliminación en la tercera ronda fue sorpresiva. Leinier había jugado muy bien en Tromso, donde triunfó 2-0 sobre el egipcio Essam El Gindy (2487) —aunque estuvo en serias complicaciones en la primera partida—y, luego, superó al estadounidense Alexander Onischuk (2667) por 1.5-0.5; aunque ante Vachier-Lagrave nunca logró una prometedora posición. Su ELO en vivo no cambió, por lo que mantiene el duodécimo puesto en el ranking mundial, con 2757 puntos.

En cuatro semanas, Leinier viajará a París, sede de la sexta y última  parada del Grand Prix. Allí enfrentará a rivales muy conocidos como: Teimour Radjabov, Fabiano Caruana, Sergey Karjakin, Hiraku Nakamura, Vassily Ivanchuk, Alexander Grischuk, Peter Svidler, Boris Gelfand y Ruslan Ponomariov. ¿Podrá repetir o, al menos, acercarse a lo obtenido en Salónica?

SORPRESA: ¡PERDIÓ ARONIAN!

Cuando la Federación Internacional (FIDE, por sus siglas en francés) dio a conocer el listado inicial de 128 participantes, probablemente casi todos hayan señalado al armenio Levon Aronian como el principal favorito para ganar el título. Sus 2813 puntos de coeficiente ELO realmente impresionaban; sin embargo, en Tromso, Aronian nunca jugó a su mejor nivel.

En la segunda fase tuvo que recurrir a las partidas rápidas para eliminar al ruso Igor Lysyj. Luego, en el tercer match, no pudo contra Evgeny Tomashevsky (2706), pues perdió el primero cotejo y, en el segundo, trató de forzar; pero su rival, con blancas, se las arregló para dividir el punto y ganar el duelo por 1.5-0.5.

Otro momento espectacular de la jornada fue la larguísima partida entre Alexander Grischuk y Le Quang Liem que se extendió durante más de seis horas y ¡154 movimientos! Finalmente, el ruso rompió la resistencia de Liem y empató el marcador a un punto.

El único latinoamericano que se mantiene en el torneo es el veterano peruano Julio E. Granda (2664). Después de inclinar el rey frente al holandés Anish Giri (2737), Granda utilizó la fuerza de su pareja de caballos y los errores de su oponente para igualar un match que se decidirá en los cotejos rápidos.

Publicado en Cubahora

Miguel

Periodista, profesor univeristario. Bloguero empedernido