Incongruencias de Dayron Robles

Dayron Robles continúa siendo noticia. Apenas ha corrido una vez en 2013; sin embargo, su nombre aparece, una y otra vez, en los titulares mediáticos. Sus últimas declaraciones aclaran algunos de sus próximos pasos en las pistas; pero todavía persisten no pocos “agujeros negros” en la historia del campeón olímpico de Beijing, 2008.

Comparto con ustedes algunas de las ideas que me parecieron más interesantes de las palabras de Robles, reportadas por la Agencia francesa de prensa (AFP):

– Sueña con participar en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, 2016, aunque no sabe con qué país podría hacerlo. (Con Cuba no será, porque él mismo pidió la “baja” de la selección nacional, para acogerse, entendemos ahora, a la nueva ley migratoria. Aquí viene mi duda: ¿Qué problemas tuvo el vallista? Ese sigue siendo un “secreto”, porque, incluso, en otro momento de sus declaraciones descartó que la separación haya sido por (la falta) de dinero: “Yo nunca tuve problema con eso. Si era poco, con poco me conformaba”, explicó.

– Robles, de 26 años, llegó a un acuerdo con la sección de atletismo del AS Mónaco, el club de fútbol que fichó a uno de los mejores delanteros del mundo en la actualidad, el colombiano Radamel Falcao.

– Probablemente la elección de Mónaco como club acercaría a Robles a una posible nacionalización por Francia, aunque tendrá que esperar un mínimo de 2 años para representar a su “nuevo país” en competencias oficiales de la IAAF.

– Sobre esta posibilidad, dijo Robles: “Podría ser. Todo es posible. Yo lo que quiero es competir en Mundiales y Olimpiadas. De momento en Francia me están ayudando muchísimo y espero que se siga implementando la ayuda. Eso siempre crea cierta afinidad”, insistió.

– No obstante, el atleta aclaró: “Por ahora no pienso en (elegir) ningún país. Se ha armado una bulla a razón de que competí por motivos privados en Turín y llamaron (la federación cubana) a la IAAF y me he quedado frío. Se preocupan por mí ahora cuando estuve entrenando fuera y nadie me llamó, ni nadie vino a preguntar por mí.”

– Luego fue más allá: “No voy a cambiar nacionalidad. Voy a tener una nueva tal vez. Mi nacionalidad cubana no la cambio, de hecho no la pierdo, quizás en alguno momento de mi vida tenga que tener alguna otra nacionalidad para competir. En este mundo de las altas competiciones, hay que representar a otra federación. Y si Cuba no quiere, pues..”, afirmó. (Un paréntesis aquí: creo que Cuba sí quería mantener a Robles, pero fue él mismo quien pidió la “baja”. ¿Cuáles fueron sus motivos? Esta es la respuesta que quiero leer, para entonces llegar a conclusiones más cercanas a la realidad).

– La decisión de la Federación cubana de atletismo no le impide a Robles regresar a Cuba: “Puedo volver mañana si quiero. Salí de Cuba, legal. Soy un ciudadano cubano como cualquier otro. He defendido los principios de mi país, de siempre. Las leyes migratorias me favorecen en ese sentido, así que no hay ningún problema. Si vuelvo no tienen por qué no dejarme salir. No he incumplido ninguna de las leyes del país, así que no tienen por qué”, concluyó.

– Sobre su relación con la Federación cubana: “Ellos están diciendo que cometí una falta, como indisciplina, falta de ética, como escuché hablar a Alberto Juantorena. No sé de qué falta de ética está hablando él. Siempre he sido un atleta correcto, responsable. Pedí mi baja, salí de mi país normal, lo que pasa, es que como ellos saben los errores que han cometido, ahora quieren tapar el sol con un dedo y no es así. Los errores que se han ido cometiendo durante años no se van a tapar. Lo demás ahora no me preocupa”, añadió. (Insisto, si los problemas no fueron monetarios [como temía], entonces, ¿qué sucedió?)

– ¿Qué explicación le da Robles a la decisión de la Federación cubana?: “Es la pregunta del siglo. Yo no tengo ningún problema con la Federación cubana. Salí normal, solicité mi salida del equipo nacional normal y a mí nadie me retuvo. Yo pedí mi salida y nadie vino a conversar conmigo. Simplemente la pedí porque ese era mi objetivo, para estar tranquilo conmigo mismo, pero a mí nadie me llamó, así que yo no sé a qué se debe lo que se dice de que me sacaron. No sé de qué están hablando”, explicó. (Recuerdo las palabras de su entrenador, Santiago Antúnez, en la que reconocía que había hablado mucho con su pupilo, pero este estaba convencido de su retiro. Ahora leo que Antúnez está trabajando nuevamente con Robles. Tampoco entiendo cuando Robles dice que “alguien lo sacó”. Si algo ha quedado claro entre tantas declaraciones cruzadas, es que Dayron pidió, voluntariamente, su baja).

The show must go on e, indudablemente, lo hará

Miguel

Periodista, profesor univeristario. Bloguero empedernido

9 comentarios sobre “Incongruencias de Dayron Robles

  • el 28 junio, 2013 a las 1:01 pm
    Permalink

    ¿Y las “incongruencias” de la Federación Cubana de Atletismo?

    • el 4 julio, 2013 a las 3:23 pm
      Permalink

      Saludos Iván! Creo que el principal problema de la Federación cubana de atletismo es su pobre acercamiento a los medios de comunicación. Dayron Robles ofrece declaraciones en Francia donde muestra su versión (una parte) de los hechos. ¿Qué piensa la Federación al respecto? ¿Qué pasó realmente? ¿Cuáles fueron las reclamaciones de Robles que no se cumplieron? El mismo atleta reconoció que la principal dificultad no había sido el dinero. Además, ¿qué sucedió con Orlando Ortega en Rusia? Mientras persistan esos silencios, entonces solo tendremos versiones…

  • el 28 junio, 2013 a las 1:26 pm
    Permalink

    Esa forma de pensar y razonar que tiene este compañero deportista de apellido Robles, no es la de un esclavo nacido y criado en Cuba.
    Los esclavos se someten a sus dueños y basta.
    Los dueños de los esclavos deciden y hacen con sus propiedades lo que desean.

  • el 28 junio, 2013 a las 1:44 pm
    Permalink

    Creo que Robles necesita que se hable de él, pidió la baja de la selección y no escuché ninguna declaración de la Federación, solamente las opiniones de su entrenador, espero que le vaya bien a donde quiera que lo acojan, pero que deje de estar creando confusión donde no la hay. Que si puede entrar, que si puede salir, etc, hay otro caso conocido, el de Wilfredo León el de Volly Ball y no ha pasado nada. Dayron ha llegado tarde a la repartición y realmente, esas declaraciones ya no venden.

  • Pingback: Incongruencias de Dayron Robles « La Chiringa de Cuba

  • el 28 junio, 2013 a las 6:18 pm
    Permalink

    La epoca donde los deportistas invariablemente dedicaban sus triunfos a

    Nuestro Comandante en Jefe… paso

  • el 30 junio, 2013 a las 9:28 pm
    Permalink

    Si Dayron pidió la baja, por voluntad propia, claro que no puede competir por Cuba. Eso está claro en el reglamento de la IAAF. Entonces que se busque un club por donde correr y punto, lo cual ya hizo. Y luego, según el propio reglamento de la IAAF, si otro país le da nacionalidad para representarlo, lo puede hacer, pero tiene que esperar dos años para competir en mundiales y olimpiadas.
    Hasta ahí todo claro, pero ¿cuál es la falta de ética y disciplina de Dayron? Bastante ética que tuvo en pedir la baja antes de hacer todo eso. Cerró con la federación cubana y punto, y cuando ya no era del equipo nacional se fue a competir “por su cuenta” en Europa.. bueno, que le hace falta una licencia, o una federación… que se la busque; la de Cuba no puede ser porque él mismo se fue, bueno se buscó un club en Mónaco.. entonces ¿dónde está la falta de ética, la indisciplina…? ¿Haber querido competir por su cuenta, fuera de Cuba?…
    Esa es la parte que todavía no acabo de entender…. como tampoco está claro lo que pasó verdaderamente con Dayron y el INDER… casi parece una novela detectivesca…jeje

    • el 8 julio, 2013 a las 9:44 pm
      Permalink

      Saludos Oliver! La novela “detectivesca” sobre el “tema Robles” no parece tener un fin conocido, porque son demasiados rumores y poca claridad. Robles, como cualquier otro atleta, tiene el derecho de competir donde mejor le parezca. Ahora, ¿por qué decir que quería retirarse del atletismo? Sus declaraciones, incluso antes de la Olimpiada de Londres, lo mostraban como un atleta desilusionado. No dudo que tuviera sus razones, pero, en realidad, todo parece indicar que nunca quiso retirarse. Entonces, ahí sí veo un problema ético, más allá de lo que puedan o no decir las autoridades del atletismo cubano. Por ejemplo, los voleibolistas han pedido “retirarse”, pero a ninguno se le ha ocurrido decir que pretenden abandonar el deporte. ¿Escenario ideal? Que los deportistas no tengan que “pedir la baja”, ni ampararse en declaraciones que, la vida ha demostrado, no eran ciertas. Sencillamente que jueguen, corran, lancen, donde les resulte más oportuno. Hacia allí espero que avancemos.

  • el 6 septiembre, 2013 a las 4:26 am
    Permalink

    a mi me parece que debemos de estas donde nos sintamos mas comodos, hay que aprender a reconocer el talennto de nuestros atletas, y no complacerlos solo espiritualmente, esa no es una manera de acabar con la necesidad de nuestra gente…

Comentarios cerrados.