Problemas en el final para Leinier Domínguez

Leinier calculó mal en el final y perdió ante Kamsky (foto tomada del sitio oficial del certamen)
Leinier calculó mal en el final y perdió ante Kamsky (foto tomada del sitio oficial del certamen)

Salónica es una bella ciudad griega, famosa por sus monumentos paleocristianos y bizantinos, declarados Patrimonio mundial de la Humanidad. Este es un sitio que también forma parte de la historia del ajedrez, pues allí se han celebrado dos Olimpiadas (1984 y 1988) y ahora, ante los problemas presentados por Madrid, la Federación internacional decidió otorgarle la sede de la cuarta parada del Grand Prix.

Al torneo asisten 12 Grandes maestros, con un ELO promedio de 2753 puntos. Entre los participantes se encuentra el cubano Leinier Domínguez quien tratará de mejorar en Salónica su posición en la tabla de la serie Grand Prix. En sus dos primeras presentaciones, en Londres y Taskent, el mejor ajedrecista latinoamericano, con un coeficiente de 2723 puntos, no estuvo bien. En la capital británica finalizó en la décima plaza, con 4,5 unidades de 11 posibles y, luego, en la ciudad uzbeca, fue penúltimo, al alcanzar un triunfo y sufrir cuatro reveses.

La única victoria del cubano en el Grand Prix de Taskent fue sobre el estadounidense Gata Kamsky. El sorteo en Salónica determinó que el primer rival de Domínguez fuera Kamsky, proclamado recientemente campeón de Estados Unidos, tras derrotar en el match final a Alejandro Ramírez.

El estadounidense condujo las blancas y abrió con e4. Ante esto, Leinier optó por la Defensa Siciliana, variante Najdorf. La partida entró en un final de torre y alfil, con siete peones para cada jugador; aunque los programas de análisis daban una ventaja no decisiva para Kamsky. Ambos entraron en apuros de tiempo y al llegar al primer control—movimiento 40—, el norteño había ampliado su superioridad, pues sus peones en el flanco dama, más la torre en la séptima fila, lucían intimidantes.

No obstante, Leinier todavía tenía algunas posibilidades, sobre todo si tenemos en cuenta su habilidad para defender posiciones complicadas, en los finales. La resistencia del cubano terminó en el movimiento 44, cuando calculó muy mal y tomó el peón de h4 con la torre. Kamsky apenas necesitó diez segundos para comprender cuál era el plan ganador: la torre capturó el alfil de d6 y dejó abierto el camino para ganar una pieza. La sorpresa debió ser terrible para el cubano.

Esta fue la primera derrota de Leinier en 2013, después de su paso invicto por el Campeonato panamericano en Brasil, la Liga rusa y el grupo Elite del Memorial Capablanca. El revés lo hizo perder 4,7  puntos en su coeficiente; aunque más allá del elemento cuantitativo, el principal problema sería el golpe psicológico. En la segunda ronda, Domínguez conducirá las blancas ante el ucraniano Ruslan Ponomariov (2742).

SVIDLER, LO MEJOR DE LA PRIMERA FECHA

El fácil triunfo de Peter Svidler (2769) sobre el francés Etienne Bacrot (2725) fue lo más llamativo de la primera ronda. Las dos torres del ruso penetraron en la séptima fila del galo y poco pudieron hacer los alfiles negros. Después de solo 27 movimientos, la posición de Bacrot estaba completamente perdida, así que rindió su rey.

En la otra decisión de la jornada, el jugador de menor coeficiente—el único por debajo de 2700—, el uzbeco Rustam Kasimdzhanov (2699) derrotó al estadounidense Hikaru Nakamura (2775). Las blancas llegaron a un final complicado, de caballo contra alfil y un peón de ventaja. El norteño se defendió bien; pero se impuso la técnica del europeo.

Las restantes tres partidas concluyeron en tablas: Veselin Topalov (2793) luchó durante más de cinco horas y 85 movimientos contra el ruso Alexander Grishuk (2779) y la paz solo llegó cuando sobre el tablero quedaron los dos reyes. Ponomariov compartió la unidad con Fabiano Caruana (2774), al igual que Vassily Ivanchuk (2755) y Alexander Morozevich (2760).

Otros datos del torneo:

– El Grand Prix consiste en seis torneos, organizados entre 2012 y 2013, con 18 participantes

– Cada ajedrecista debe intervenir en, al menos, cuatro de los seis torneos

– El ganador y el segundo lugar de la serie Grand Prix clasificarán para el Torneo de Candidatos, en marzo de 2014

– El control de tiempo en Salónica es de 120 minutos para los primeros 40 movimientos; luego, 60 minutos para las siguientes 20 jugadas y, por último, 15 minutos, más un incremento de 30 segundos por cada movimiento.
Publicado en Cubahora

Miguel

Periodista, profesor univeristario. Bloguero empedernido