Jamaica, velocidad sin frenos en pistas atléticas

Weir, a la izquierda, después del triplete logrado por Jamaica, en los 200 metros, en la Olimpiada de Londres
Weir, a la izquierda, después del triplete logrado por Jamaica, en los 200 metros, en la Olimpiada de Londres

¿Qué zapatillas de correr utilizarán los velocistas de Jamaica? Preguntas como esa se multiplican en los sitios especializados en Internet cada vez que un atleta de la nación caribeña deja boquiabierto al mundo con un resultado espectacular sobre las pistas.

El principal referente es, sin dudas, Usain Bolt. El “relámpago jamaiquino” probablemente sea el deportista más famoso del mundo; pero para mí lo más impresionante es que, más allá de Bolt, existe una brillante joven generación de velocistas en Jamaica que le permitirá a ese país mantener o, incluso, ampliar el dominio.

Factores genéticos, entrenamientos especializados, hasta zapatillas de correr…Los expertos miran hacia cualquier parte, con tal de identificar aquellos elementos específicos que expliquen el éxito caribeño en la velocidad. Una vez conocido el “secreto”, entonces podría replicarse la experiencia jamaicana; aunque me parece que, hasta ahora, los analistas han “fallado”, pues continúan los triunfos…

La más reciente demostración del poderío jamaicano en la velocidad ocurrió en la segunda parada de la Liga de Diamante, celebrada en Shanghái, China. En la prueba de 200 metros,  Warren Weir y Jason Young—dos de los integrantes de esa “generación brillante”—obtuvieron la medalla de oro y bronce.

Weir, de solo 23 años y medallista de bronce en Londres, hizo un tiempo de 20,18 segundos (nada espectacular); pero superó a uno de los favoritos, el estadounidense Justin Gatlin, quien cronometró 20,21 segundos; mientras, Young entró en tercero, con 20,22, al ser superado, en el foto-finish, por el norteño.

El dominio jamaicano también es muy visible entre las chicas. En Shanghái, Shelly-Ann Fraser-Pryce, doble campeona olímpica de los 100 metros planos, logró el mejor tiempo del año en esa especialidad, al detener el reloj en 10,93 segundos. Esa carrera era una de las más esperadas, por el duelo entre  Fraser y la estadounidense Carmelita Jeter; sin embargo, esta tuvo que conformarse con el bronce (11,08), tras sufrir una caída cuando arribaba a la meta. La nigeriana Blessing Okagbare, finalista en Londres, aprovechó esa caída de Jeter y alcanzó la plata, con un tiempo de 11 segundos.

Otros datos interesantes de la Liga de Diamante:

– Hubo nueve mejores marcas del año:

Fraser en los 100 metros; el granadino de 20 años Kirani James (40,02 segundos) en los 400 metros planos; la colombiana Caterine Ibargüen en triple salto (14,69 metros); la checa Zuzana Hejnova en 400 metros con vallas (53,79 segundos), el chino Jinzhe Li en salto de longitud (8,34 metros); el finlandés Tero Pitkamaki en jabalina (87,60 metros); la burundesa Francine Niyonsaba en 800 metros (2:00.33); la etíope Genzebe Dibaba en 5000 metros (14:45.92) y el keniano Conseslus Kipruto, de 18 años, en los 3000 metros con obstáculos (8:01.16).

Miguel

Periodista, profesor univeristario. Bloguero empedernido