Clásico Mundial: decepción Vinotinto


¿Alguien realmente pensó que Venezuela no avanzaría a la segunda fase del III Clásico Mundial de béisbol? ¿Eliminación temprana, con Cabrera, Sandoval y González en la alineación? ¡Imposible! Confieso que era uno de los más optimistas sobre la selección Vinotinto. La consideré la principal candidata al título del certamen; pero el terreno demostró lo que muchos temíamos: el Clásico es solo un entrenamiento primaveral para la gran mayoría de los jugadores.

La rápida salida de Venezuela del Clásico Mundial 2013 es la mayor sorpresa del evento, por encima de la eliminación de Corea del Sur y México. Sencillamente es increíble que un equipo compuesto por tantas estrellas de Grandes Ligas ofrezca una imagen tan pobre. No se trata solo de perder, sino de la forma en que se cae y los venezolanos cayeron muy mal.

El pitcheo no funcionó (especialmente contra República Dominicana) y los bateadores mostraron la forma física de atletas que apenas se han incorporado al entrenamiento primaveral de las Grandes Ligas; aunque, por ejemplo, Pablo Sandoval, quien sí jugó en la liga invernal venezolana, tampoco lució bien.

El regreso a casa del director Luis Sojo de seguro no será agradable. En medio de la enorme tristeza en la que viven no pocos venezolanos por el fallecimiento del presidente Hugo Chávez, los fanáticos no le perdonarán que, por primera vez en la historia del Clásico, Venezuela no avance a la segunda fase del certamen. En un país que respira béisbol y que intenta animarse después de la irreparable pérdida, las críticas a Sojo, Cabrera y otros peloteros prometen ser intensas. Al menos en los próximos días, porque luego comenzará la temporada regular de las Grandes Ligas y el “papelazo” en el Clásico caerá en el olvido…por los próximos  cuatro años.

Miguel

Periodista, profesor univeristario. Bloguero empedernido

3 comentarios sobre “Clásico Mundial: decepción Vinotinto

  • el 10 marzo, 2013 a las 2:20 pm
    Permalink

    Ese papelazo no se olvidara tengalo por seguro!!!. Asi como a RD no se le ha olvidado las derrotas con Holanda en el clásico pasado. Por mi parte no quiero saber más de beisbol por un buen tiempo. Tampoco se le podía pedir mucho a un equipo que se reunió cuatro dias antes del torneo , pero bueno , tampoco es excusa ya que RD y PR tampoco se reunieron con mucgo tiempo de antelacion. Definitivamente UN FRACASO DE PROPORCIONES BIBLICAS

    • el 10 marzo, 2013 a las 4:25 pm
      Permalink

      Saludos Alex y gracias por tu comentario! Concuerdo contigo en que fue un fracaso enorme e incomprensible, porque más allá de la existencia o no de “team work”, en realidad lo que falló fue el bateo. Las estadísticas ofensivas de Venezuela fueron horribles (Miguel Cabrera, 7-1; Pablo Sandoval 9-2, al menos impulsó 3 y CarGo de 8-1. El promedio colectivo fue de 200, sin jonrones. Así es imposible aspirar a la victoria). Es cierto que la gran mayoría está en el comienzo de su entrenamiento primaveral, pero eso también se aplica a los boricuas y dominicanos y al menos estos han mostrado una mejor forma física. Escribí lo del olvido porque, aunque los fanáticos venezolanos (y los que seguimos y apoyamos a ese país) nos duela el “papelazo”, dentro de poco comienza la temporada 2013 de la MLB y toda la atención se concentrará en las actuaciones individuales, pero estos fracasos, como aclaras, seguirán allí, en la memoria…

  • el 11 marzo, 2013 a las 4:30 am
    Permalink

    Es lamentable, pero algo pasa allí, porque nuestro equipo juega tan pasivamente, mientras los otros se crecen porque están jugando con grandes ligas y la adrenalina es mayor, no toda la culpa la tiene Sojo, tenemos, que tomar conciencia creo que hay que hacer otro equipo y no contar con los grandes ligas que solo van es por pasar el rato u limitados por sus equipo Grandes ligas, creo que hay que hacer un mejor trabajo armar un equipo con jugadores que tengan hambre de juego y colocar algunos grandes ligas no todos, preparar un equipo con meses de alteración y agregarle los pocos grandes ligas que se puedan es mi mejor consejo.

    De hecho siempre pensé que no llegaríamos hacer campeones por la falta de intensidad de nuestros grandes ligas, pero tampoco que fuésemos eliminados en primera ronda.

Comentarios cerrados.