Dominicana vs. Venezuela, duelo de titanes en Clásico Mundial

wbcven
El calendario colocó a Venezuela y República Dominicana frente a frente, en el primer día de acciones en el grupo C del III Clásico Mundial; pero, probablemente, este no sea el único enfrentamiento entre dos de los grandes favoritos para ganar el principal torneo del béisbol internacional.

En las nóminas de estas  selecciones aparecen muchas estrellas de Grandes Ligas; pero esto también sucedió en las dos ediciones anteriores del Clásico y no pudieron llegar a la final. Entonces, ¿por qué 2013 podría ser diferente para venezolanos y dominicanos?

Creo que el principal argumento es la inspiración. Si realmente los peloteros colocaran todo el interés en el Clásico, entonces, sin dudas, estarían en la semifinal. Ahora, ¿jugarán con la cabeza puesta en el torneo o lo tomarán tan solo como un entrenamiento primaveral más, previo a la temporada de Grandes Ligas, en la que ganan, por cierto, no pocos millones de dólares? La respuesta a esa pregunta—que también podría aplicarse a Estados Unidos, México, Puerto Rico e, incluso, Canadá—determinará la posición final de cada selección.

La lista de ausencias en República Dominicana y Venezuela es dolorosamente extensa (Albert Pujols, Adrian Beltré, José Bautista, Iván Nova, Johnny Cueto, Rafael Soriano, Félix Hernández, Johan Santana, entre otros); pero me parece más oportuno analizar a los que sí estarán en el Clásico.

Para esta edición, los quisqueyanos serán conducidos por Tony Peña, un hombre de béisbol con muchísima experiencia y que se desempeña como entrenador de la banca de los Yankees de Nueva York. Peña seleccionó a tres abridores: Edison Volquez, Samuel Deduno y Wandy Rodríguez, quienes trabajarán ante  Venezuela, España y Puerto Rico.

El punto más fuerte de los dominicanos, indudablemente, es su poderosa ofensiva, con Robinson Canó, José Reyes, Miguel Tejada, Hanley Ramírez y Edwin Encarnación. La probable baja, a última hora, de Nelson Cruz debilitaría la alineación. El cuerpo de relevistas lo lideran Fernando Rodney y Octavio Dotel.

Mientras, Luis Sojo—junto al canadiense Ernie Whitt los únicos que han dirigido en los tres Clásicos Mundiales—logró convocar a una alineación muy completa, liderada por Miguel Cabrera y Pablo Sandoval. Además, resalta la presencia de Carlos González, Marco Scuttaro, Elvis Andrus y Omar Infante.

Al igual que le sucede a los dominicanos, los “dolores de cabeza” para Sojo se concentran en el área de los lanzadores. Sin el pitcher mejor pagado en las Mayores (Félix Hernández), ni el dos veces ganador del Cy Young, Johan Santana, pues el manager de la Vinotinto tendrá que recurrir a Aníbal Sánchez (vs. Dominicana); el veterano derecho Carlos “el Toro” Zambrano se encargará del segundo juego contra Puerto Rico, mientras Ramón Ramírez estará en el tercero ante España. Jhoulys Chacín, abridor derecho de los Rockies de Colorado, laborará como relevista en los dos primeros juegos.

El primer partido del grupo C nos mostrarán una señal sobre el estado físico de dominicanos y venezolanos. El equipo que caiga derrotado tendrá una presión adicional, porque en el “grupo de la muerte” no hay espacio para deslices, sobre todo porque Puerto Rico  espera. Pocos cuentan con los boricuas; pero subestimarlos sería un error que, de seguro, no cometerán ni venezolanos ni dominicanos.

Miguel

Periodista, profesor univeristario. Bloguero empedernido