Derrumbe de reyes en el ajedrez cubano

La selección de torneos influyó en la caída de Bruzón
La selección de torneos influyó en la caída de Bruzón

En el ajedrez mantenerse sobre los 2700 puntos ELO no es nada fácil. Leinier Domínguez lo sabe muy bien, porque desde que sobrepasó esa barrera, en julio de 2008, ha sido muy cuidadoso en la selección de los torneos en que interviene. Lamentablemente, el otro cubano que también superó los 2700, el tunero Lázaro Bruzón, ha sufrido una nueva recaída en su nivel de juego y ya no forma parte del reducido grupo de elite que muestra un coeficiente tan elevado.

La actualización mensual del ranking de la Federación internacional de ajedrez (FIDE) confirmó el primer descenso de Bruzón. El tunero perdió casi siete puntos en el Torneo Karpov, efectuado en Poikovsky, Rusia. Allí cedió en dos ocasiones – ante Viktor Bologan y Sergei Rublevsky – y concluyó en la sexta posición, entre 10 competidores.

Luego, Bruzón decidió competir en el torneo Continental absoluto, en Mar del Plata. Los eventos abiertos, por el sistema Suizo, suelen ser evitados por los jugadores de 2700; pero el cubano corrió el riesgo y pagó un alto precio. Bruzón era el amplio favorito para obtener uno de los cuatro boletos a la Copa Mundial 2013 y su comienzo en la ciudad argentina fue bueno; sin embargo, cayó ante Krikor Mekhitarian (2503) y esto lo hizo descender en la tabla de posiciones. Finalmente terminó en un decepcionante séptimo lugar y su coeficiente sufrió un retroceso de 4,3.

Estos dos torneos quedaron recogidos en el ranking de la FIDE, por lo que Bruzón apareció en el puesto 40, con 2706 puntos. En realidad, la situación es peor. Después de Mar del Plata, el tunero sorprendió a no pocos al jugar en el 5to torneo internacional de maestros “Douglas Martinez”, celebrado en el estado Miranda, Venezuela. Este fue otro certamen abierto, a nueve rondas, con 24 competidores, provenientes de cinco países. Solo uno, el local Eduardo Iturrizaga (2637), superaba los 2600.

Este fue otro enorme riesgo de Bruzón. El cubano perdió las últimas dos partidas, frente a los rusos Aleksandr Rakhmanov (2592) y Vladimir Dobrov (2481), por lo que terminó en el séptimo puesto. En total dejó escapar nada menos que 14,2 unidades y ahora tiene un ELO en vivo de 2691. Si no interviniera en otro evento en lo que queda de año, Bruzón recibirá el 2013 fuera del grupo de ajedrecistas con 2700.

La lección no es difícil de comprender: no vale la pena intervenir en torneos donde los rivales tengan un coeficiente muy inferior, porque esto presiona demasiado al jugador. El descenso de Bruzón podría repercutir en las invitaciones para certámenes importantes, en 2013. Su nombre ya está confirmado en el Gibraltar Chess Festival que se desarrollará a finales de enero del año próximo; pero, tras su caída en el ELO, ¿qué sucederá después?

Leinier Domínguez también ha estado muy activo; aunque sus resultados tampoco fueron buenos. El mejor jugador de Latinoamérica compitió en la primera parada del Grand Prix 2012-2013, en Londres y allí concluyó en la décima plaza, sin victorias, con dos derrotas y nueve tablas. Esto provocó una pérdida de 7,6 unidades. Unos días más tarde, Domínguez se unió al San Petersburgo, en el campeonato europeo de clubes, en Israel. Su equipo estuvo cerca de alcanzar el título; pero un revés en la penúltima ronda incidió en la medalla de plata. El cubano ganó un cotejo y entabló los otros cinco. La FIDE lo coloca con 2726 unidades, en el puesto 23 del listado.

QUESADA, SEGUNDO EN BARCELONA

El tercer jugador del ranking cubano, el Gran Maestro Yuniesky Quesada (2604), participó en el torneo Casino de Barcelona. En la Ciudad Condal enfrentó a nueve rivales y obtuvo un excelente resultado, porque finalizó en la segunda plaza, con tres victorias, seis empates, sin fracasos. Esta fue una excelente noticia, porque el villaclareño no ha tenido un buen año y con los 13 puntos de ganancia en el certamen garantiza la permanencia sobre los 2600.

En el ranking cubano, detrás de Domínguez, Bruzón y Quesada, aparecen: Isán Ortiz (2595), Yusnel Bacallao (2580), Holden Hernández (2562), Yuri González (2543), Walter Arencibia (2526), Aramís Álvarez (2525) y Omar Almeida (2519). Mientras, el listado femenino tuvo algunas modificaciones: la santiaguera Oleiny Linares continuó como líder, con 2358 puntos, seguida por Yanira Vigoa (2352) y Lisandra Ordaz (2350).

CARLSEN, MIENTRAS MÁS LEJOS, MÁS CERCA DEL RÉCORD

La distancia que separa a Magnus Carlsen del resto de los ajedrecistas es cada vez más grande y el récord mundial en el ELO de Garry Kasprov parece que no sobrevivirá al 2013. El prodigio noruego añadió casi cinco unidades a su coeficiente, al ganar la Final de Maestros de Grand Slam Sao Paulo-Bilbao y ahora, con 2848, acaricia el registro universal del “Ogro de Bakú” quien, en algún momento, llegó a 2851.

El armenio Levon Aronian cedió terreno y cayó a 2815; aunque, sin dudas, el retroceso más comentado fue el del estadounidense Hikaru Nakamura. Este joven jugador perdió, entre Londres y el campeonato europeo de clubes, la impresionante cifra de ¡31 puntos!

Vea además:

Ranking de la FIDE

Estadísticas de Leinier Domínguez

Estadísticas de Lázaro Bruzón

Publicado en CubAhora 

Miguel

Periodista, profesor univeristario. Bloguero empedernido