Serie Mundial 2012: campeones Gigantes

En 2012 los Gigantes de San Francisco asombraron al mundo, al derrotar en cinco partidos a los súper favoritos Rangers de Texas, en la Serie Mundial. Dos años después, la franquicia que más peloteros tiene en el Salón de la Fama de Cooperstown (57) volvió a celebrar en el centro del diamante, al aplastar a los Tigres de Detroit, en apenas cuatro partidos.

Creo que pocos imaginaron este final de la temporada 2012 de las Grandes Ligas. En el Oeste de la Nacional los Dodgers comenzaron muy inspirados y los Gigantes tuvieron que remontar esa diferencia, hasta lograr el banderín de la división. No fue fácil, porque en el camino perdieron al líder de bateo, Melky Cabrera, suspendido durante 50 partidos por el uso de sustancias prohibidas; además, el cerrador Brian Wilson se lesionó el codo y tambié fue baja. Luego, en la postemporada, San Francisco hizo el ridículo en los dos primeros juegos de la serie divisional ante los Rojos de Cincinatti; pero supo reponerse y barrió, como visitante.

Ahí no terminaron las hazañas. Los campeones de 2011, los Cardenales de San Luis, tomaron la delantera 3 a 1 sobre los Gigantes y parecía que regresarían a la Serie Mundial; sin embargo, otra vez apareció una fortísima reacción que dejó en el camino a los monarcas. Entonces quedaba el último duelo, el más esperado de todos.

En la Americana los Tigres de Detroit venían de sudar muchísimo para eliminar a los Atléticos de Oakland y después apabullaron a los Yankees de Nueva York, por 4 a 0. Con una poderosa ofensiva, en la que resaltaba el ganador de la Triple Corona, Miguel Cabrera, casi todos consideramos a Detroit como el favorito. El terreno mostró una realidad completamente diferente.

El cuerpo de lanzadores de los Gigantes fue fabuloso en la Serie Mundial 2012. Barry Zito, Madison Bumgarner, Ryan Vogelsong y Matt Cain acallaron por completo a los bates de los Tigres. Detrás, el cuerpo de relevistas estuvo impecable (impresionante la actuación de Sergio Romo, muy seguro con una slider imbateable). Los campeones de la Americana apenas anotaron 6 carreras en 37 entradas, con 3 cuadrangulares y recibieron 36 ponches. Su pitcheo no estuvo mal (con la excepción de Verlander); pero el del rival fue muchísimo mejor.

Me hubiera gustado presenciar una Serie Mundial más reñida. Los tres primeros juegos fueron aburridos y solo en el cuarto pude “emocionarme” un poco; aunque esto terminó cuando Marco Scutaro aprovechó un desliz de Phil Coke. Es cierto que algunos playoff, aunque terminaron por barrida, han sido cerrados. Este no fue el caso. La considero una de las Series Mundiales menos atractivas de la última década (tal vez solo comparable con la de Boston vs. Colorado).

Esta fue la séptima corona en la historia de la franquicia de los Gigantes (recordemos que antes jugaban en Nueva York) y la segunda en tres años. El trabajo del director Bruce Bochy ha sido excelente y para Latinoamérica, especialmente para Venezuela, la Serie Mundial 2012 será inolvidable, pues por primera vez en la historia un pelotero de la nación sudamericana obtuvo el premio como Jugador Más Valioso (MVP).


Sin dudas Pablo Sandoval fue la gran figura ofensiva del playoff final. El carismático Kung Fu Panda (como lo apodan, por su peso) entró en los libros de récords, al convertirse en el cuarto jugador en disparar tres cuadrangulares en un partido de Serie Mundial. Terminó con un promedio de 500 e impuso una marca de jits para los Gigantes en una postemporada. Con el guante en la mano también jugó bien y me llamó mucho la atención su habilidad para batear hacia todos los ángulos del terreno. Si le lanzaban afuera, Sandoval la dirigía hacia el izquierdo y con lanzamientos adentros, descargaba toda su fuerza por el jardín derecho. Realmente es un pelotero muy completo.

Vea además:
MVP en Series Mundiales
Resultados y estadísticas Serie Mundial 2012

Miguel

Periodista, profesor univeristario. Bloguero empedernido