Serie Mundial 2012: Tigres azorados


Creo que nadie esperaba que la potente ofensiva de los Tigres de Detroit luciera tan mal en la Serie Mundial 2012. De acuerdo, el pitcheo de los Gigantes de San Francisco está considerado el más completo de la Liga Nacional; pero anotar apenas tres carreras en 18 innings va mucho más allá de la calidad de un staff de lanzadores que todavía no ha utilizado a su estrella, Matt Cain.

La versión 2012 de los Tigres se parece demasiado a la de 2006, cuando los Cardenales de San Luis ganaron, sin muchos problemas, el título. El equipo que dirige Jim Leyland se ha visto dominado por dos zurdos, Barry Zito y, especialmente, Madison Bumgarner. Si en el primer partido desde temprano se vieron perdidos, ante la inefectividad de Justin Verlander y los vuelacercas de Pablo Sandoval, en el segundo juego pensé que tendrían más posibilidades.

El trabajo del abridor Scherzer fue excelente. Quizás cualquier otro lanzador, después de recibir una fuerte línea directa a la cabeza, hubiera salido del juego; pero el veloz derecho de Detroit se mantuvo en la lomita y contuvo a los Gigantes; pero, sencillamente, la alineación nunca despertó. Me parece que el partido se le escapó a los Tigres cuando, en el segundo inning, el coach de tercera envió para la goma a un lento Prince Fielder. No había outs en la pizarra, por tanto, fue una decisión más que apresurada y los múltiples ángulos de la cámara lenta mostraron que el tiro de relevo venció al deslizamiento del Príncipe.

Si los Tigres hubieran anotado en esa entrada, tal vez la historia habría sido diferente…Lo más llamativo del juego sin dudas fue el trabajo de Bumgarner. En la Serie de 2010, contra los Rangers, el zurdo asombró con su efectiva labor. Dos años más tarde también volvió a sorprender. No olvidemos que Bumgarner perdió su puesto en la rotación en la Serie por el campeonato de la Nacional, contra los Cardenales, porque había recibido batazos de todo tipo; sin embargo, frente a los Tigres fue absolutamente brillante.

Con la Serie Mundial 0-2, los Tigres esperan que en el Comerica Park despierte la ofensiva de Miguel Cabrera, Prince Fielder y Delmon Young; sin embargo, mejorar en tan corto plazo de tiempo es muy difícil en el béisbol; además, los Gigantes colocarán en el box a su estrella, Matt Cain. Muchos esperábamos una final más reñida; pero después de presenciar los dos primeros encuentros, tal vez no sería arriesgado afirmar que la Serie Mundial no regresará al Oeste.

Vea además:
Box score del partido Gigantes 2-0 Tigres

Miguel

Periodista, profesor univeristario. Bloguero empedernido