No A Rod – No problem: los Yankees avanzaron


El rostro del pelotero mejor pagado en la historia de las Grandes Ligas era “un poema”. Nunca antes Alex Rodríguez había tenido que pasar por la amarga experiencia de ver un partido  de playoff desde el banco.  Pero ciertamente el jugador lo hizo todo mal en la postemporada 2012 y Joe Girardi, el muy criticado manager, adoptó la decisión correcta: A-Rod apenas fue un testigo más de la victoria de los Yankees sobre los Orioles de Baltimore, con la que los Mulos de Manhattan avanzaron a la discusión del título de la Liga Americana, ante los Tigres de Detroit.

Tres días atrás pocos entendieron cuando, en el cierre del noveno inning, del tercer juego del playoff, con desventaja en el marcador, Girardi optó por enviar a Raúl Ibañez, en lugar de A-Rod. Si el veterano jugador hubiera fallado, probablemente los días de Girardi al frente de la franquicia más exitosa del béisbol habrían terminado; pero ya sabemos lo que sucedió: Ibañez primero empató y luego decidió el desafío. Este fue el punto de giro de la serie más disputada de 2012.

El duelo Orioles vs. Yankees fue espectacular. Muchos hablan del jonrón de Jayson Werth, de las remontadas de los Atléticos y de los Gigantes, así como del pitcheo de Justin Verlander y es cierto que todos esos hechos quedarán guardados en la historia de las Mayores, pero ningún playoff fue más emocionante que el de los equipos del Este, de la Liga Americana.  Los cinco desafíos fueron tensos, con mucho pitcheo y ofensiva poco oportuna. Los bateadores de ambos equipos estuvieron “dormidos”. Todo el mundo comenta el caso de A-Rod (¿cómo no hacerlo?), pues apenas conectó dos jits, en 16 turnos al bate y tomó ¡9 ponches!; sin embargo, la situación de los Orioles fue peor:  Adam Jones terminó de 23-2, sin boletos, carreras anotadas o impulsadas; mientras  J.J. Hardy solo promedió 136 y Mark Reynolds 158.

Ahora los Yankees chocarán contra los Tigres de Detroit. Un año atrás, los Mulos perdieron en el playoff divisional contra ese equipo y, de seguro, irán por la revancha; pero… me parece que los Tigres salen como favoritos. Detroit tuvo una temporada mediocre que solo se salvó gracias al increíble colapso de las Medias Blancas de Chicago, en la última semana; luego, frente a los Atléticos de Oakland dejaron escapar una cómoda ventaja y Valverde cada vez luce menos seguro; sin embargo, la ofensiva felina es más completa, al igual que el pitcheo abridor.

Ni Verlander ni Sabathia (¿el mejor derecho y el mejor zurdo de las Mayores, en la actualidad?) podrán lanzar en la apertura, por el cansacio acumulado después de sus brillantes joyas de pitcheo, así que Girardi y Jim Leyland tendrán que utilizar a sus segundos abridores. Veremos si A-Rod “recuerda” cómo batear y si los lanzadores de los Yankees pueden contener el dúo más intimidante en la MLB: Cabrera-Fielder.

Miguel

Periodista, profesor univeristario. Bloguero empedernido