Héctor Rodríguez o cuando escuchar la pelota era un placer


Hace seis años no pocos quedamos conmocionados al conocer la desaparición de Eddy Martin. Ahora la sensación parece ser la misma, cuando leo, en una nota mal escrita, en un medio nacional, una breve crónica sobre el impacto que tuvo Héctor Rodríguez Almaral en el periodismo deportivo cubano.

Héctor tenía solo 66 años y el cáncer acabó muy rápido con un hombre que antes había atravesado por la amarga experiencia de la poliomielitis, que lo obligó a utilizar un bastón durante décadas. Creo que mientras más pase el tiempo y nuestros oídos—y hasta el sentido común—sigan sufriendo con las improvisaciones deportivas de improvisados, tanto en la radio como en la televisión, más extrañaremos a esa inolvidable pareja que conformaron Héctor y Eddy.

La voz de Héctor era inconfundible. Quizás no tuviera tantos conocimientos del béisbol como Eddy, ni su poder de observación; pero dejó una huella innegable en el periodismo deportivo cubano. Criticado por algunos, admirado por muchos, me duele la noticia de su desaparición. Me duele más cada vez que prendo el televisor y escucho frases hechas, errores burdos…y nadie parece inmutarse. Recuerdo entonces las transmisiones televisivas de Héctor y Eddy y quizás me convenzo de que “todo tiempo pasado”, al menos esta vez, “sí fue mejor”.

Miguel

Periodista, profesor univeristario. Bloguero empedernido

3 comentarios sobre “Héctor Rodríguez o cuando escuchar la pelota era un placer

  • el 25 julio, 2012 a las 9:31 am
    Permalink

    Pasarán muchos años para que la transmisión de este deporte pueda volver a ser un placer en nuestra Cuba. Eddy, Hector, Bobby, nos ponían en el terreno de pelota escuchándola por la radio.
    Con elegancia, cultura, con pasión, vivimos todos los triunfos y derrotas de nuestros equipos dentro y fuera de la tierra.
    <Mis condolencias a todos los aficionados, familiares y pueblo en general, se fue otro grande.

    • el 25 julio, 2012 a las 3:03 pm
      Permalink

      Saludos…Las diferencias en las transmisiones televisivas de la pelota cubana han sido enormes desde 2006…La credibilidad del narrador / comentarista no se gana con “tiempo en pantalla”, sino que se demuestra con conocimientos, con cultura, con capacidad de análisis, con no decir lo obvio.. Héctor y Eddy tenían esto y por eso, a pesar de las críticas que siempre existieron, eran creíbles…Lamentablemente, en el panorama mediático cubano, prima la mediocridad…Ojalá no aparezcan imitadores (de esos hemos tenidos muchos “y la bola, se llevó la cerca”) y la frase “está dominado” nunca vuelva a repetirse, porque nadie como Héctor para darle ese énfasis tan especial…

    • el 28 junio, 2015 a las 1:36 pm
      Permalink

      Yo Como cubano y aficionado De casi todos Los deportes que Ellos narraban.creo que pod ran surjir nuevas figuras y llegar a tener calidad porque no.pero esto que sucedio en esta epoca con hector Edy y demas en LA cual incluyo a Rene nabarro,Rolando crespo, y el que queda aun activo De ESE grupo Modesto aguero.creo que Sera my dificil que se buelba a repetir.pero en particular Hector reunia todo lo que se necesita para llegarle a LA jente.con su vos le imprimia mas dinamismo a una accion.evitaba el aburrimiento.probocaba coraje.cuando criticaba lo hacia con enerjia.en fin a pesar De que es criticado por su apoyo a LA revolucion cuando se habla De el.creo que el aprobecho la oportunidad que esta le dio. y su trabajo lo hiso muy bien.al final muchos que hoy lo critican por este motibo. LA revolucion le dio LA oportunidad De estudiar gratuitamente como a mi. y tienen tremenda falta De ortografia Como LA que tengo yo.jajaja.que facil me justifique.

Comentarios cerrados.