Cuba, ¿más cerca de la Serie del Caribe 2013?

Víctor Mesa, ¿el director cubano del Tercer Clásico, en 2013?
Víctor Mesa, ¿el director cubano del Tercer Clásico, en 2013?

La Federación cubana de béisbol pensó muy bien su respuesta sobre la participación de una selección nacional en la Serie del Caribe 2013 y, al final, le pasó la “papa caliente” a la Confederación: algo así como “queremos ir”, pero como nación invitada, sin compromiso de organizar, en próximos años, una edición de este torneo.

Después de tanta espera, me parece que la Federación debió ser más clara; pero al menos no ofreció un rotundo “no”, como muchos temíamos. De acuerdo con las palabras de Higinio Vélez, ellos habían solicitado un aval para inscribirse como selección invitada. “Ahora esperamos la respuesta de los organizadores…Si nos invitan con esa condición, vamos”, subrayó el directivo.

La diferencia entre “invitado” y “miembro de la Confederación” es muy interesante. Por ejemplo, si Cuba aceptara su membrecía en la organización—como querían las otras Ligas profesionales del Caribe—entonces tendría la obligación de acoger, cada cinco años, a una edición del certamen. Esto incluye una amplia inversión económica (difícilmente recuperable, porque ya sabemos que las relaciones deporte-publicidad, en Cuba, todavía son muy incipientes); además, el país tendría el compromiso de permitir la entrada de todos los jugadores de los demás equipos.

Por tanto, la opción de “invitada” de seguro siempre fue la que se manejó en la Federación cubana. No digo que sea la mejor, solo que, pragmáticamente, era la más posible. Entonces, le toca ahora a la Confederación decidir. La presencia de Cuba como invitada significa gastos adicionales en transportación y alojamiento para los organizadores mexicanos de la Serie del Caribe 2013; pero, al mismo tiempo, ellos saben que con la inclusión de Cuba, la Serie recibe un “segundo aire”, que ciertamente necesita, porque las últimas ediciones han tenido muy poco apoyo del público.

¿Cursará la invitación la Confederación? Las matemáticas jugarán un papel fundamental. Si las cuentas dieran resultados positivos (como creo que lo harán), entonces en febrero de 2013, después de 52 años de alejamiento, una selección cubana regresará a la Serie del Caribe de béisbol. Esperemos que esta vez los balances financieros estén a favor del espectáculo. Me parece que todos saldrían ganando.

VÍCTOR CUMPLIRÁ SU SUEÑO

Quizás haya sido un movimiento inesperado. No pocos muestran desconfianza en su estilo en ocasiones poco ortodoxo de dirigir una novena de béisbol; pero, sin dudas, Víctor Mesa está entre los tres mejores directores de la pelota cubana en 2012.

Su elección como manager de la selección nacional para el tope contra Estados Unidos y el torneo en Holanda es una clara muestra de que la Federación lo considera el candidato idóneo para dirigir el Clásico Mundial 2013. Si no fuera él, ¿entonces quién? Jorge Fuentes ya es el director técnico. ¿Roger Machado? Not a chance! ¿Lázaro Vargas? “Muy inexperto”… ¿Quién queda?

Miguel

Periodista, profesor univeristario. Bloguero empedernido