Béisbol cubano irá a Haarlem y ¿a la Serie del Caribe?


¿Vale la pena interrumpir durante 15 días la Serie Nacional, en 2013, para permitir la participación de una selección cubana en la Serie del Caribe? Una pregunta similar a esta la publicó un colega en un artículo que leí en el sitio Cubadebate.

El texto provocó decenas de comentarios por parte de los internautas. Creo que los seguidores del béisbol cubano sabemos muy bien que intervenir en torneos realmente de fuerza es una de las medidas imprescindibles para “elevar la calidad de la pelota”. Entonces, sí, vale y mucho la pena regresar a un certamen que Cuba contribuyó a crear, en 1949. Además, después de esa Serie se celebraría el III Clásico Mundial, así que no puedo imaginar un mejor entrenamiento para los peloteros nacionales.

Todavía estoy esperando por las conclusiones de la visita a La Habana del dominicano Juan Francisco Puello, presidente de la Confederación de béisbol profesional del Caribe. El objetivo de esa visita era muy claro: conversar con los directivos cubanos para la posible participación de la Isla en la edición 2013 de la Serie del Caribe, que se realizará en Hermosillo, México. Al evento ya confirmó su presencia Corea del Sur, por lo que de incluirse Cuba sería un torneo muchísimo más fuerte.

Considero que todos ganan con el regreso de Cuba a la Serie. Por un lado los peloteros cubanos tendrían la posibilidad de chocar, aunque sea por pocos días, con equipos potentes. Recordemos que los torneos internacionales han disminuido notablemente en apenas dos años. Por ejemplo, ¿qué queda para 2012? Nada menos que la “prestigiosa” Semana beisbolera en Haarlem, Holanda, entre el 13 y el 22 de julio. Las autoridades cubanas ya confirmaron su participación y la selección chocará contra Puerto Rico, Japón, Taipéi de China y Holanda.

Por tanto, la Federación cubana tendría que costear los boletos a Holanda, además de la estancia y ya se sabe que, aunque Cuba no haya ganado en sus últimos viajes, no debemos esperar un alto nivel en las novenas que presenten boricuas o nipones. No niego que jugar allí sea importante, porque, de otra forma, ¿qué harán los peloteros con mejores rendimientos en la Serie nacional?

Por otro lado, el espectáculo de la Serie del Caribe se beneficiaría mucho con el retorno cubano. Este torneo ha decaído en los últimos años, sobre todo porque los directivos de las franquicias de Grandes Ligas cada vez son más renuentes a permitir la participación de sus jugadores en el certamen. La presencia de cubanos y surcoreanos (que podrían asistir con una selección parecida a la que presentarán en el III Clásico) sería un enorme atractivo.

Si es una situación de “ganar-ganar”, para todos, ¿dónde está la duda? ¿Por qué la espera?

Miguel

Periodista, profesor univeristario. Bloguero empedernido