La MLB anuncia cambios: nada de tatuajes y más repeticiones televisivas

Los que pedían cambios en las Grandes Ligas ya tienen su respuesta: habrá modificaciones; pero los que esperábamos que en el nuevo convenio laboral hubiera una condena más fuerte al dopaje…pues seguiremos añorando que la MLB realmente se introduzca de lleno en el asunto y termine con la farsa de penalizar con apenas 50 partidos a los mentirosos.

Entre las nuevas variantes para las próximas temporadas hay dos que sí me parece que tendrán una repercusión directa sobre el desarrollo del torneo de béisbol más seguido en el mundo: la ampliación del número de equipos en los play off (hasta 10, es decir, otro wild card para cada liga) y la posible utilización de las repeticiones televisivas para determinar si una pelota cayó en zona buena o fue foul.

La ampliación del total de equipos en la postemporada era un movimiento que se veía venir. El béisbol era la liga profesional norteamericana con menor cantidad de participantes en los play offs y al añadir a más selecciones, pues el negocio, sin dudas, crecerá. Este movimiento de seguro lo agradecen equipos como los Mets, Marlins, Rojos y hasta los Dodgers, porque tendrán muchas más posibilidades de llegar a la postemporada.

Sobre las repeticiones televisivas se ha hablado muchísimo. Están los que se oponen a ellas (“acaban con el espíritu de un juego centenario”) y otros, entre los que me incluyo, que abogamos porque se amplíe su utilización, sin que lleguemos a “tirar el pañuelo rojo” ante cada out o quieto. La nueva variante de la MLB (si los árbitros la aprueban, lo cual puede ser complicado) me parece acertada, porque ni siquiera los árbitros en las líneas lucen suficientes para evitar fallos.

Ahora, las otras medidas para la campaña 2012 de las Grandes Ligas son absolutamente intrascendentes; aunque tengo que reconocer que algunas sí me resultaron curiosas. Por ejemplo, la MLB se adelanta a todos y aclara que los peloteros no podrán lucir sobre su cuerpo tatuajes de marcas. Entiendo que la publicidad busca reinventarse y los deportistas ganan más por anuncios que por lo que hacen sobre un terreno; pero nunca esperé que llegáramos a este punto. ¿Se imaginan a Alex Rodríguez con un tatuaje de Budweiser en la nuca?

Otra cosa: los jugadores podrían usar micrófonos durante los juegos. Me pregunto, ¿para qué? Así las televisoras tendrán un “plus” en sus transmisiones; sin embargo, esto no creo que le haga ningún bien al béisbol.

OTRAS COSAS QUE ME HAN LLAMADO LA ATENCIÓN EN LA MLB

– No sé de dónde habrán sacado tanto dinero los Miami Marlins. Supongo que ahorrarán mucho dinero al no pagar el arrendamiento del Dolphin Stadium; pero ¿tantos millones para José Reyes, Heath Bell y Mark Buerhle? Ahora solo falta que se deshagan de Hanley Ramírez. Las posiciones del dominicano me parecen cada vez más dañinas.

– El paso de los Astro de Houston al Oeste de la Liga Americana. Para que este equipo regrese a los play offs tendrá que pasar muchísimo tiempo. De todas formas, ese movida creo que es correcta, porque no parecía lógico que el Centro de la Nacional siguiera con seis selecciones.

– La firma de los agentes libres está en un momento de ebullición. La más sonada, por supuesto, fue la de Albert Pujols. Ya sobre eso escribí en este espacio; pero sigo sin entender que Pujols haya cambiado a San Luis por California. La súper estrella dominicana tiene calidad suficiente para imponerse en la Americana; sin embargo, no lo tendrá fácil. Cuando en San Luis fallaba, todos le daban una segunda oportunidad. No sucederá así en Anaheim.

– El dopaje de Ryan Braun. Creo que el premio a Jugador Más Valioso fue injusto, porque yo hubiera votado, con las dos manos, por Matt Kemp; sin embargo, pesó más la clasificación de Milwaukee a los play offs. Ahora llega esta noticia sobre la presencia de elevados niveles de testosterona sintética en una muestra de Braun. Quizás comió carne de vaca contaminada. Ya sabemos cómo funciona esa excusa…

Miguel

Periodista, profesor univeristario. Bloguero empedernido