La nueva aventura de Víctor Mesa

Después de cuatro años de alejamiento, Víctor Mesa volverá a dirigir en Cuba. El carismático número 32 regresa a la Serie Nacional; pero el otrora estelar jardinero central parece que nunca puede alejarse de las “jugadas sorpresivas” y su nombramiento como director de los Cocodrilos de Matanzas de seguro ha sido una de las noticias más comentadas entre los seguidores del béisbol.

Víctor estuvo activo en 19 temporadas y su impacto real en los equipos para los que jugó no puede cuantificarse. Terminó con un promedio ofensivo de 318, conectó 273 cuadrangulares y robó 588 bases. La llamada “explosión naranja” fue parte esencial de los cuatro títulos nacionales que conquistó Villa Clara entre 1983 y 1995; además, nadie le cuestionó la titularidad en la selección cubana durante más de una década. Entonces llegó el fatídico período en el que tantos peloteros veteranos ¿optaron? por pasar al retiro y partieron a jugar béisbol en diversos lugares del mundo, especialmente en Japón. Víctor fue uno de ellos.

En no pocas entrevistas Víctor ha repetido que en 1995, su último año en las Series, todavía estaba en plena forma física; sin embargo, no hubo un retorno para el legendario número 32 que se despidió de forma oficial de sus fanáticos en un abarrotado estadio “Sandino”, de Santa Clara, en el centro del país.

Al igual que ha sucedido con muchos peloteros, Víctor encontró en la dirección una continuidad a lo que tan bien supo hacer en las decenas de terrenos donde maravilló a todos con sus espectaculares fildeos y batazos oportunos. Dirigió a la selección nacional juvenil y en 1999 dio el esperado salto a la Serie Nacional. El equipo no podía ser otro que Villa Clara, la selección naranja a la que Víctor entregó casi dos décadas de su vida.

Durante ocho campañas alcanzó grandes triunfos—442 en total—, aunque también sufrió reveses descorazonadores, sobre todo en las dos finales perdidas ante Industriales; pero resulta indiscutible la huella que dejó en las Series, gracias a un estilo muy personal y polémico de dirigir.

Sus críticos se centraron en una supuesta rudeza con los peloteros y en la aplicación de tácticas que iban en contra de las que usualmente recomendaban los teóricos; pero sus defensores—que no eran pocos—nunca se cansaron de alabar el rol de liderazgo de Víctor y su capacidad para formar a un equipo que había perdido, por diversas causas, a finales de los años noventa a una parte de sus principales jugadores.

En 2008 Víctor debutó como director en México. Empezó por la parte más baja, con los Cafeteros de Córdova, en la Liga invernal veracruzana y condujo a esa selección al subtítulo del torneo; luego vino la oferta de comandar a los Rojos de Veracruz, en 2010; aunque esa incursión terminó antes de lo previsto. En 2011 los Petroleros de Minatitlán, de la Liga mexicana de béisbol, confiaron en Víctor; sin embargo, en abril, con el equipo en la sexta posición del evento, se conoció la renuncia del cubano.

No pocos esperaban que Víctor asumiera la dirección de algún equipo en Cuba. Después de tres años no era un secreto que los días de Eduardo Martín Saura, al frente de Villa Clara, habían terminado; aunque también se sabía que Mesa preferiría no regresar a su antigua selección. Quizás era el momento de explorar otros escenarios.

La decisión de otorgarle el control a Víctor parece la mejor para los Cocodrilos. Los días de gloria de Henequeneros y Citricultores solo sobreviven en las guías oficiales y en la memoria de los más empedernidos fanáticos matanceros quienes recuerdan con nostalgia a las brillantes nóminas que dominaron el muy competitivo escenario beisbolero de finales de los ochenta y principios de los noventa. Después vino la reestructuración de la Serie y Matanzas, todavía no sabemos cómo, perdió su combatividad.

Los Cocodrilos llegaron a reunir muy buenos equipos; pero por diversas razones, entre ellas que la zona occidental en un momento llegó a ser fortísima; hubo demasiados cambios en la dirección del equipo y también la plantilla sufrió enormes modificaciones, nunca lograron clasificar a la postemporada. Los matanceros todavía poseen el nada agradable record de ser el único equipo en el país que en las últimas 19 campañas no ha jugado ni siquiera un desafío de play off. Ahora el equipo espera revertir esa historia.

Desde su presentación Víctor declaró que su principal objetivo era incluir a su nueva selección entre las ocho mejores de la 51 edición de la Serie. Para alcanzar esa meta el manager expresó su intención de ganar más de 50 juegos. Esta tarea luce realmente muy difícil, sobre todo si analizamos que el mayor número de triunfos obtenidos por Matanzas, en casi dos décadas, fue de 48, en la 41 Serie, celebrada en 2002.

¿Qué esperar entonces de la “nueva aventura” de Víctor en Matanzas? La clasificación en la próxima temporada parece un resultado poco probable. “Mi estancia pudiera ser de dos a tres años”, dijo en una entrevista al diario 26. Ese parece un período adecuado para que el director, con su equipo técnico, llegue a compenetrarse con una plantilla en la que aparecen muy pocos veteranos.

En su etapa de jugador, cada vez que llegaba a la tercera base, el pitcher sabía que no podía subestimar a Víctor Mesa, porque el hombre que más veces intentó y logró el robo del home plate tenía la capacidad de aprovechar al máximo sus fortalezas—en este caso la velocidad— y las debilidades del contrario. Con Villa Clara, el número 32 utilizó esas mismas habilidades para convertirse en un manager ganador. ¿Reafirmará esta condición con Matanzas? Si no, al menos los partidos en los que intervengan los Cocodrilos serán más entretenidos.

Publicado en Cubasí

Miguel

Periodista, profesor univeristario. Bloguero empedernido

3 comentarios sobre “La nueva aventura de Víctor Mesa

  • el 14 agosto, 2011 a las 4:17 am
    Permalink

    Las cifras no dicen del show de Victor Mesa en el terreno..quepelotero!!!

  • el 13 septiembre, 2011 a las 11:12 am
    Permalink

    cuando le,van a dar el CUBA a Victor,está bueno ya de tanto experimento,que si anglada que si higinnio,,urquiola,martín,lombillo,etcetcetcY en esta temporada ya verán como gana mas de 50 juegos,no sé si clasifique pues no soy pitonisa,pero esperen dos ó tres temporadas si es que ayá en Mtzas no le hacen un # 8,Gracias

  • el 13 septiembre, 2011 a las 11:17 am
    Permalink

    Esperen la clasificación de Mtz,y Sr Higinio has algo por lo que seas recordado cuando te decapiten de la CNB,prueba con Victor en la dirección del CUBA,no te vas a arrepentir,so incapaz.

Comentarios cerrados.