Nole, el nuevo rey del tenis

Djokovic festeja su primer trofeo en Wimbledon
Djokovic festeja su primer trofeo en Wimbledon

Sesenta mil personas llegaron hasta una céntrica plaza de Belgrado para recibir a su héroe deportivo. “Es el día más lindo de mi vida”, dijo y parecía sincero, mientras mostraba a la multitud que lo aclamaba el trofeo más ansiado en el tenis: la Copa ganada en Wimbledon. Hasta sus rivales reconocen que es bueno para ese deporte que Novak Djokovic, o simplemente “Nole” sea el nuevo rey del mal llamado “deporte blanco”.

Durante más de un lustro solo dos jugadores ocuparon la tan ansiada cima de la Asociación de tenistas profesionales (ATP): el suizo Róger Federer y el español Rafael Nadal. Un año atrás pocos pensaban que esa supremacía podría terminar; sin embargo, “Nole” tenía una idea diferente y a partir de la discusión del título en la Copa Davis, ante Francia, en diciembre de 2010, el serbio comenzó una impresionante cadena de victorias que lo acaba de situar en la cúspide.

Ese ascenso no fue fácil para un hombre que recibió, en 2010, una noticia nada agradable: era celíaco – una patología que se produce cuando el cuerpo de una persona se sensibiliza al gluten- y, por tanto, el atleta tuvo que eliminar de su dieta el pan, pastas, las galletas…cualquier producto hecho de harina.

“Nole” contrató a un nutricionista, modificó sus hábitos alimentarios, bajó hasta tres kilos de peso y los resultados en las canchas de tenis mejoraron. Triunfó con su país en la Copa Davis y durante más de seis meses no conoció la derrota. Ganó el Grand Slam de Australia, brilló en Indian Wells, Miami, Madrid y Roma. No importaba la superficie, pues tanto en cemento, como en hierba y arcilla los golpes del serbio eran indetenibles.

En total “Nole” alcanzó 43 triunfos consecutivos, hasta que se encontró, en semifinales del Roland Garros, con Federer. Ese fue uno de los mejores partidos de los últimos tiempos y el “reloj suizo”, como apodan al jugador que más títulos de Grand Slam ha obtenido, tuvo una tarde espectacular y acabó con la cadena de “Nole” y también impidió que el serbio llegara al primer lugar del ranking de la ATP.

Poco tiempo después tuvo una segunda oportunidad en Wimbledon, sin dudas el torneo más publicitado del tenis. Sabía que con solo incluirse en la final llegaría a la cumbre, por el sistema de puntos a defender que establece la ATP; sin embargo, eso no era suficiente y “Nole” demostró que podía brillar en la “catedral del tenis”.

No hubo sorpresas en el evento hasta los cuartos de final, cuando Federer, por primera vez en su exitosa historia en los Grand Slam, dejó escapar una ventaja de dos sets a cero sobre el francés Jo-Wilfred Tsonga. De seguro esto fue muy bien recibido por “Nole”, porque así quedaba eliminado uno de sus principales rivales, conocido por su efectividad en la hierba. Quizás él esperaba chocar contra Federer, como revancha por lo sucedido en París; aunque, sin dudas, fue mucho más fácil vencer a Tsonga y avanzar a la final de Wimblendon.

Allí lo esperaba Rafael Nadal. Era un duelo entre dos números uno del tenis. Para las posiciones en el listado de la ATP no importaba quién ganara, pues “Nole” ya tenía en su poder el liderato; pero más de 1,2 millones de euros en juego y la posibilidad de incluir su nombre en el selecto club de ganadores en Londres eran poderosas motivaciones.

Durante su extensa cadena de triunfos de 2011 el serbio había derrotado en cuatro finales consecutivas a Nadal; aunque esos eran solo números fríos, porque en sus 12 discusiones previas de títulos de Grand Slam, el zurdo español apenas cedió en dos ocasiones, siempre frente a Federer.

El duelo en la cancha central tal vez no haya sido tan espectacular como se pronosticó, especialmente porque “Nole” ganó los dos primeros sets sin grandes complicaciones. Nadal lucía perdido sobre la cancha y el serbio lo apabulló con un contundente 6-1; no obstante, el mallorquín se recuperó de una forma increíble y con un triunfo también por 6-1 regresó al partido. Desde el palco familiar el tío y entrenador, Toni, y la novia, Xisca Perello –muy seguida por las cámaras-, creían en una remontada. “Nole” se encargó de arruinar el día para Nadal y sus seguidores.

La corona en Wimblendon ratifica a “Nole” como el mejor tenista del momento y probablemente concluya el año con una cómoda diferencia sobre Nadal y Federer en el primer sitio del ranking. Su personalidad quizás no sea tan atrayente – para el público y los anunciantes – pero el hombre de 24 años es uno de los mayores ídolos deportivos en Serbia y nadie duda de su enorme capacidad de desplazamiento y golpeo en una cancha.

Su rostro aparecerá pronto en una serie de billetes de su país natal. Incluso Federer declaró que era bueno para el mundo del tenis la llegada de “Nole” a la cima. El siguiente objetivo del serbio es el Abierto de Estados Unidos, donde tendrá la oportunidad de unirse al muy reducido grupo de jugadores con tres títulos de Grand Slam, en un mismo año. ¿Alguien podrá detenerlo?

Publicado en Cubasí

Miguel

Periodista, profesor univeristario. Bloguero empedernido

2 comentarios sobre “Nole, el nuevo rey del tenis

  • el 8 julio, 2011 a las 2:59 am
    Permalink

    Vi el juego contra Federer..fue magistral..creo que si se enfran ahora el gana..estaba imbaTible…

    • el 8 julio, 2011 a las 3:31 am
      Permalink

      Saludos…también lo vi, y realmente esperaba que Nole extendiera en ese momento su cadena de victorias, pero Federer estuvo en una tarde impresionante..concuerdo con usted en que si se hubieran enfrentado en Wimbledon el resultado habría sido diferente…Aunque a muchos no le atraiga Nole (los medios, sobre todos los nada imparciales españoles) la emprendieron con la familia de Dkojovic, en la final, porque “celebraban efusivamente” cada punto. Y ¿qué querían ellos? ¿Qué aplaudieran tímidamente ? Claro que no, había que aplaudir y fuerte…no me gusta ese “protocolo” tenístico, por eso me atraen las celebraciones de Nole…será número uno por un más de un año, eso creo

Comentarios cerrados.