Una muy aburrida Copa América de fútbol

Neymar tuvo una fea discusión con técnico venezolano César Farías
Neymar tuvo una fea discusión con técnico venezolano César Farías

Me preparé para ver una festival de goles en la Copa América 2011. Supuestamente el muy publicitado scratch brasileño pasearía a la vinotinto venezolana; pero acabó el primer tiempo y ni Robinho ni Neymar lograron penetrar la red. Ya llegarán las anotaciones, me dije, muy convencido mientras el balón rodaba sobre el frío césped argentino. 20, 30, 40 minutos y pitazo final. No lo podía creer: 0-0. Por supuesto que aquí todos los periodistas festejaron ese empate como un gran triunfo y realmente el punto logrado ante los brasileños vale oro para Venezuela y pudiera abrir las puertas a la segunda ronda en el llamado “grupo de la muerte”.

Pero el aburrimiento en la tarde-noche no terminó con la insípida igualada. Poco después saltaron al terreno Ecuador y Paraguay. Sobre los guaraníes se conoce su gran capacidad defensiva, así que normalmente reciben pocos goles; aunque confiaba en que Roque Santa Cruz hiciera “algo” por el equipo. Al igual que tres horas antes, los minutos pasaron y no cayó ni un golito. Creo que ha sido el domingo futbolero más aburrido que he visto.

El gélido clima parece que ha enfriado las ansias de marcar, porque en cuatro partidos solo se han marcado tres goles y apenas uno me ha parecido realmente bueno: el de Kún Agüero. ¿Quién hubiera imaginado que luego de las primeras fechas los grandes favoritos, Argentina y Brasil tendrían un solitario punto, ante rivales inferiores como Bolivia y Venezuela?

Miguel

Periodista, profesor univeristario. Bloguero empedernido