Los grandes futbolistas regresan a casa

En 1999 lo reconocieron como el mejor jugador del mundo; pero una década después, con 38 años y muchísimas menos habilidades, el futbolista Rivaldo ha seguido el camino que abrieron tantos otros de sus coterráneos (Romario, Ronaldo, Ronaldinho) y acaba de firmar con el club Sao Paulo, de la Liga brasileña.

El retorno al país más futbolero del mundo parece ser la última opción de aquellos jugadores que, sencillamente, ya no pueden rendir en Ligas más “competitivas” y deciden pasar los últimos años de su carrera en un lugar donde tienen asegurada la idolatría de un público que los vio crecer como futbolistas; luego se resignó a verlos partir hacia Europa y durante años los siguió por televisión; además, los “desahuciados” retornan con la esperanza-confianza de agregar decenas de miles de reales a sus cuentas bancarias. Por ejemplo, Rivaldo cobrará cerca de 60 mil dólares cada mes.

¿Será este el destino final de Kaká, Luis Fabiano y otras estrellas brasileñas? Probablemente; aunque si yo fuera un fanático del fútbol brasileño no me sentiría bien al tener en mi equipo a un hombre que apenas es una sombra de lo que una vez fue, a un hombre que retorna…porque no le queda otra opción.

Miguel

Periodista, profesor univeristario. Bloguero empedernido